Si en algo coinciden todos, sean o no fans de The Beatles, es que cambiaron la música tal y como la conocemos hoy en día. Pero y la sociedad ¿también la cambiaron? ¿Cuál fue la influencia del grupo en la revolución cultural y social que se produjo en los años 60 y 70? ¿Cuáles fueron las influencias mutuas que ellos recibieron y que ellos provocaron?

Para intentar contestar todas estas preguntas tenemos que ir a una Inglaterra en los años finales de la década de los 50. Es una Inglaterra recuperándose de los efectos de la Segunda Guerra Mundial, en clara expansión, pero a la vez, los niños juegan en las manzanas derruidas por los bombarderos nazis. En esta Inglaterra, concretamente en Liverpool viven 4 niños de clase media baja, o como diría más tarde Lennon Working Class Heroes… héroes de la clase trabajadora.

Aunque es cierto que eran de clase media baja, las condiciones de uno u otro Beatle no eran las mismas. Ringo era hijo de una pareja de divorciados y fue su madre la que se encargó de mantener a su hijo con muchos y variados trabajos. La salud de Ringo fue siempre mala y pasó grandes periodos de tiempo en el hospital. Esto hizo que apenas supiera leer y escribir y acabó de aprendiz en una fábrica. George Harrison fue quizás el que tuvo una infancia más estable al menos familiarmente hablando. Una familia estable, de tradición católica, con trabajo estable, pero con unos recursos económicos muy bajos. George estudio en el mismo colegio que John y Paul, pero dejó los estudios para ser aprendiz de electricista. John Lennon quizás tuvo la infancia más difícil a nivel familiar, pero por otro lado a nivel económico era el que estuvo más respaldado. Su infancia a caballo entre su madre y su tía contribuyó a una fragilidad a nivel personal que forjó su carácter. John terminó sus estudios primarios, aprobó el paso a estudios superiores y empezó a estudiar arte, pero antes de acabar los estudios fue expulsado. Paul quizás fuera el que lo paso peor a nivel económico ya que la estabilidad económica de la familia McCartney se sustentaba en la madre, enfermera de profesión, y cuando ella murió la familia lo paso realmente mal. Buen estudiante, comenta, que si no hubiera sido por la música hubiera acabado sus estudios.

Con estas raíces The Beatles se encuentran en un Liverpool que es puerta de entrada a los barcos que llegan de América y a su vez de la inmigración irlandesa. Esto hace de Liverpool una ciudad abierta y festiva. Los discos de la cultura americana llegan en los barcos y son intercambiados por jóvenes sedientos de nueva música y nuevas sensaciones. El panorama musical de esa Inglaterra es un jovencito Cliff Richard que gusta tanto a las jovencitas como a los padres de las jovencitas y un género musical a caballo entre el country, el rock´n´roll incipiente de raíces afroamericanas que era el Skiffle. Es en este género de raíces americanas pero asentado en las zonas pobres de Inglaterra donde aterrizan Los Beatles a través de la banda precursora Los Quarry Men. Pero solo eran una banda más de Skiffle de las más de 50.000, si 50.000 bandas que a finales de los 50 inundaban el Reino Unido. Estas bandas veían la música como una salida a una vida muy complicada para los hijos de los obreros de las ciudades pobres de Inglaterra. Pero no era el momento de ellos y ese germen en el que ya estaban Paul, John y George, pero aún no Ringo fue un fracaso absoluto y en ese momento críticó George pensaba que iba a acabar de Electricista, Paul dando clases o John… no John tenía claro que él iba a ser una estrella y tiró del resto de sus amigos para seguir dando tumbos de radio en radio o de clubs donde tocaban los tres por las cervezas y poco más…

Cuando peor estaban reciben una oferta de un intermediario de grupos de Liverpool que se dedicaba a llevar grupos a Hamburgo para ir a tocar allí, con la condición de ir con un batería. En este momento se concluye la primera formación de los primitivos Beatles, John, Paul y George más Stuart Sufcliffe y Pete Best. Stuart era amigo íntimo de John y un referente para él. Pintor con relativo éxito y un hombre de arte, era una gran influencia para John. Pete fue una solución a la que llegaron por la obligación de tener batería para ir a Hamburgo. En esos momentos Hamburgo era una ciudad enormemente viva, tenemos que pensar en una ciudad portuaria por la que seguía entrando el comercio y las ayudas para Alemania y con una vida cultural y noctambula impresionante. En estos barrios de marineros borrachos, prostitución y grupos de chicos alemanes que se llamaban a ellos mismos «Exis» de Existencialistas caen estos jóvenes Beatles. Es interesante hablar de los Exis por lo que supusieron para los chicos de Liverpool. Los Beatles, sobre todo John y Stuart, eran chicos jóvenes, pero con inquietudes culturales, aunque limitados por sus origines, se encuentran con un grupo, los Exis, con ideas existencialistas, con gran influencia de los filósofos franceses, con un ideal de libertad y ruptura con todo lo tradicional. Lennon y Stuart Sufcliffe quedan prendados de este grupo por su formación en arte e incluso Stuart dejaría el grupo para quedar en Hamburgo de pareja con una chica que formaba parte de este grupo Astrid Kichherr. La amistad con este grupo de alemanes se mantendrá para toda la vida.

De esta época es la primera experiencia del grupo con las drogas, en este caso con las anfetaminas. Los camareros en los clubs donde trabajaban para que aguantaran las jornadas maratonianas con las que se encontraban a diario les daban pastillas cuando los veían algo cansados. Estas sesiones hicieron que mejoraran como grupo de una manera única. También a nivel sexual la experiencia alemana fue única, no solo para que George tuviera su primera experiencia sexual, por cierto, jaleada por el resto del grupo, sino para conocer travestis y la prostitución de una manera directa, cosa que no conocían de una manera tan explícita.

Lo cierto es que el grupo es expulsado de Alemania y vuelven a Liverpool muy cambiados. En su ciudad son presentados como el grupo que viene directamente de Alemania de tener grandes éxitos, escondiendo un poco su origen y empiezan a triunfar en los garitos de Liverpool, principalmente en el famoso The Cavern. En estas fechas coinciden con Astrid y el resto de los amigos alemanes en París y es allí donde se crea un poco el estilo Beatle, sobre todo su famoso peinado. La ropa fue idea de Brian Epstein, así que entre Astrid y Brian la estética Beatle surge.

La música y el estilo causan un impacto inmediato en Liverpool y se crea esos primeros clubs de fans con los que Los Beatles tuvieron una relación tan especial. Tanto es así que todas las navidades hacían un single que no se vendía, sino que se regalaba a los clubs oficiales de fans y que hoy en día son muy apreciados por los coleccionistas. A partir de aquí todo fue una cascada de acontecimientos, nuevo mánager, Brian Epstein, audiciones fallidas y el contrato con Pharlaphone, la presencia en sus vidas para siempre de George Martin, productor y realmente Quinto Beatle y el Boom con el Love Me Do, Please Please Me y su posterior primer número uno con From Me To You y de ahí al fenómeno Beatlemania.

La juventud británica en esos momentos necesitaba algo como Los Beatles, era una juventud oscura, en una sociedad muy opresiva, sin claros referentes culturales, sin una música propia que les llenara… y en este ambiente aparece como un portazo algo fresco que llega diciendo cosas nuevas, con una estética atractiva, con mensajes que llegan a la juventud y que encima en un principio molesta a la generación anterior. Con estas características lo que fue primero un boom local en Hamburgo, luego en Liverpool se convierte en un fenómeno nacional. Se multiplican los clubs de fans, las radios son inundadas de peticiones de canciones de Los Beatles, cada actuación es un acontecimiento que desborda las previsiones más optimistas. Y ante esto ¿Cómo reacciona el grupo? Pues con una simpatía y naturalidad que los hace aún más atractivos. La simpatía de Harrison, el saber estar de McCartney, la sonrisa de Ringo o la desvergüenza de John hace que toda la juventud británica los tenga en su corazón. Son en ese año 1963 los reyes de Inglaterra y tanto es así que son invitados a cantar ante la realeza. Todo en Los Beatles está muy cuidado. El cerebro gris que era Brian Epstein jugaba sus cartas y casi siempre en estos primeros tiempos de manera positiva. Ellos son muy listos y hasta la elección de las canciones de sus conciertos está perfectamente calculada. La actuación en el invierno del 63 ante la Reina Madre es muy llamativa, sus éxitos, una canción muy para la audiencia cantada por el chico bueno Paul y luego el toque rompedor de John pidiéndole para acabar con el Twist & Shout que las personas de los asientos más baratos hagan ruido y a los de los asientos caros que muevan las joyas… ese toque gamberro, era un toque que no molestaba, era la gran habilidad de Lennon que solo se rompería con el público americano y no con todos cuando habló de Jesucristo y Los Beatles…

Las canciones que en esos primeros años cantaban Los Beatles eran claramente canciones hechas para sus fans, Love Me Do, She Loves You, I Saw Her Standing There, etc. No había ningún mensaje, ninguna intención que no fuera complacer a sus fans, ganar dinero y hacerse famosos. Sus influencias eran claras, Elvis, Buddy Holly, Roy Orbison, la música negra que sonaba en esos años en Estados Unidos. De esas influencias y sus versiones crearon sus dos primeros discos, compuesto principalmente del repertorio de sus conciertos. A pesar de eso en algunas de sus canciones soltaban algún mensaje con doble sentido y que hacía que la vieja sociedad británica se moviera incomoda de sus asientos. Please Please Me fue un ejemplo de eso… imaginad sonando en la radio una canción en la que el protagonista le diga a su chica «por favor porque no me complaces como yo te complazco a ti»

En esa época el salto a Londres se hizo inevitable. Dejan Liverpool y se sumergen en la City donde pronto hacen amistad con otros grupos emergentes pero que en esos momentos estaban a otro nivel como Rolling Stones. Esta amistad se sigue manteniendo y nunca olvidan que ellos les ayudaron a conseguir un contrato con Decca y que les regalaron su primer éxito en las listas británicas, I Wanna Be Your Man.

La fama salta de las islas y son demandados por otros países europeos. La Beatlemanía surge y ante ese contagio nadie está a salvo. A pesar de no existir los medios de comunicación actuales son un fenómeno cada vez más global y ya a finales del 63 y principio del 64 salen de Inglaterra. Suecia, Alemania y Francia se vieron contagiadas por el fenómeno, aunque con matices con respecto a la situación inglesa. Curiosamente comentaba el grupo que lo que en Inglaterra eran miles de chicas gritando, se convertía en el resto de Europa en chicos y chicas y sobre todo en Francia una mayor presencia masculina. Al grupo le llamaba la atención e incluso hacía que se sintieran un poco extraños porque algo más se escuchaba en los conciertos, los gritos femeninos hacían que en Inglaterra difícilmente se escucharan algo…

Fue en París donde un telegrama anunciando la llegada al número 1 en USA de I Want To Hold Your Hand, les haría saltar en la cama y sentir que la conquista del mundo seguía adelante… Se iban a USA y por supuesto habían llegado al top. Era inevitable acordarse en esos momentos de cuando John en los años difíciles decía al resto… ¿A dónde vamos chicos? – ¡A la cima Johnny! – ¿Y dónde está eso? – ¡En la cima de las cimas! Lo habían conseguido por fin y encima iban a conocer a su ídolo… Elvis.

                                                                                                                               Continuara….

 

Jose María Hurtado De Mendoza

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.