1. BREVE HISTORIA DE AL QAEDA

“Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo”

William Shakespeare

Corría 1978 cuando el Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA) se hacía con el poder tras la Revolución de Saur (también conocida como Revolución de Abril); el presidente Mohammed Daud Khan era derrocado y se instauraba en el país una “democracia popular de partido único”. Las políticas que comenzó a instaurar el gobierno marxista de Taraki se definieron por tratar de eliminar la usura, reforma de la que se beneficiaron numerosos campesinos, fomentar la alfabetización (por primera vez en la historia del país asistían mujeres a la escuela), una reforma agraria, la separación estado-religión , la eliminación del cultivo de opio, así como legalizar los sindicatos y establecer un salario mínimo.

Resulta sorprendente observar como durante este periodo, a vistas de lo que sucedería con el régimen que le sucedió, como se permitió a las mujeres no usar velo, el derecho a circular libremente incluso conducir, la prohibición de la compra de mujeres y la integración de las mismas en puestos laborales, universidades y cargos del gobierno.

Fue en este contexto cuando el gobierno de Estados Unidos puso en marcha la “operación Ciclón” con el fin de debilitar la posición de la URSS, no debemos olvidar que estamos en el marco de la Guerra Fría.

Es, pues, ese mismo año, 1979, cuando un enviado especial de la CIA se reúne con la resistencia afgana en un encuentro organizado por ISI, el servicio secreto pakistaní. Previamente el gobierno estadounidense había roto con Afganistán todos los acuerdos económicos y decidió no renovar la estancia de su embajador en Kabul al acusar al nuevo gobierno de “régimen comunista” y de falta de derechos humanos.

En esta reunión hay un nombre que sobresale por encima de todos: Hekmatyar, narcotraficante y “señor de la guerra”que en 1972 había sido expulsado de la universidad por haber asesinado a un compañero universitario militante maoísta. Tras pasar un año en la cárcel había sido liberado tras la subida al poder de  Mohammed Daud Khan.

Sería pues a partir de los ochenta cuando cantidades ingentes de dinero saldrían de las arcas de la CIA en dirección a las guerrillas de Hekmatyar, “el señor de la droga de los muyahidines afganos”. Se estima que podrían haberse movido mas de mil millones de dólares desde EEUU a Afganistán.

Cabe destacar que durante estos años, en torno al 60% de la heroína que circulaba por las calles estadounidenses habían salido de Afganistán o Paquistán. El intercambio se llevaba a cabo del siguiente modo: los camiones entraban en Afganistán con armas de la CIA y estos regresaban cargados de droga vía Pakistán y bajo la atenta protección de ISI. A ello se le sumaba otro objetivo: introducir estas sustancias adictivas en las zonas controladas por el ejército soviético con el fin de convertir en adictos a integrantes de su ejército.

Bajo este clima la semilla ya estaba sembrada, ahora solo era necesario que terminara de germinar y es así como Estados Unidos llega a un acuerdo con ISI y Arabia Saudí bajo la batuta de Zbigniew Brzezinksi y con el beneplácito del presidente Carter diseñando una guerrilla para derrocar al gobierno marxista afgano y provocando por ello, de modo indirecto, la invasión por parte de la URSS. El cabecilla de este grupo no sería otro que Bin Laden, al contrario de lo que pudiera parecer la elección no es casual: es hijo de uno de los empresarios mas ricos de Arabia Saudí y con excelentes relaciones con la familia Bush. Se trata, desde luego, de una apuesta segura para la CIA.

Como dijera Hillary Clinton en Fox Tv: “Nosotros creamos el problema con el que ahora estamos luchando”

https://www.youtube.com/watch?v=kz293ocSvJ4

La relación CIA-Jihad terminó de consolidarse con Bush padre al frente de la CIA (durante las administraciones Ford y Nixon). Enseñó a estos “guerreros de Alá” a reclutar, preparar explosivos, mover dinero a paraísos fiscales, crear empresas fantasma, usar comunicaciones cifradas y… donarles en torno a 6.000 millones de dólares.

Al-Qaeda es creada finalmente en 1988/1989 con 35.000 extremistas musulmanes procedentes de 40 países islámicos. Había incluso un centro de reclutamiento de la CIA en Virginia conocido como “La Granja”. El proyecto quedaba culminado, pero con lo que no contaron fue que tras vencer a la URSS en Afganistán y hacerse con el poder su moral quedaría elevada y quedarían confiados en llevar a cabo su lucha a nivel mundial.

Francisco J. Sánchez y Rubén Blasco

Referencias

Al Qaeda y CIA: El pacto secreto, de Miguel Ángel Ruiz (Año Cero XXIV)

Wikipedia

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.