El principio del año 2020 ha traído de nuevo una amenaza global en forma de epidemia producida por un virus.

El 31 de diciembre de 2019 la Comisión Municipal de sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informo sobre 27 casos de neumonía de etiología desconocida, pero con una exposición común en un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos en la ciudad de Wuhan, sin detectar la fuente del brote. El 7 de enero de 2020, con el mercado ya cerrado, fue identificado el agente causante del brote, un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que fue denominado “nuevo coronavirus”, 2019-nCoV.

El 23 de enero las autoridades chinas confirmaron la trasmisión de persona a persona del 2019-nCoV. El comité de Emergencia de la OMS se reunió el día 22 y 23 de enero en relación al brote por el nuevo coronavirus, no considerando por el momento que constituya una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional.

                     

Los Coronavirus son una amplia familia de virus, que recibe ese nombre debido a unas formaciones con aspecto de espinas que los rodean similares a una corona. Hasta ahora se conocían 6 tipos de coronavirus, 4 de ellos causan diversas afecciones con síntomas similares a un resfriado común y otros 2 enfermedades más graves como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el coronavirus que causa el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). La sintomatología abarca desde dolor de garganta, tos, fiebre,…

         

Los coronavirus son virus zoonóticos, se originan en animales y de allí saltan a los seres humanos, bien por contacto directo o por fluidos corporales generados como por estornudos,.. así como objetos inertes que pueden contaminarse con el virus. Pero el virus puede estar activo en ellos solo un tiempo.  Por ahora no está claro el origen de este nuevo, pero este es muy similar a uno encontrado en murciélagos en 2017, aunque no hubiera llegado directamente a los humanos, habría un animal “intermediario”, pero no identificado todavía. Por ejemplo en el caso del SARS es la civeta y el MERS son los dromedarios.

En este caso cuando se habla de uno nuevo como el 2019-nCoV, se refiere a una nueva cepa que no se había detectado hasta entonces en humanos.

El periodo de incubación de la enfermedad en los primeros casos se estimo entre dos y doce días, pero viendo como se comportaron otros coronavirus como el MERS-CoV y el SARS-CoV podría ser algo más, hasta 14 días.

Hasta el momento y a día de hoy, hay alrededor de 17.000 afectados y 360 muertos en China. Los datos están proporcionados por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC). Aunque se ha decretado la cuarentena en Wuhan a día de hoy detectados casos en países como Tailandia, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Vietnam, Singapur, Nepal, Australia, Francia, Canadá, EE.UU, Alemania y Sri Lanka. Casi todos los casos han sido importados de Wuhan, excepto dos, uno en Vietnam y otro en Alemania, secundarios a casos importados.

                   

Hasta el momento no hay cura para este virus, ni para ninguno. Solo podemos aliviar los síntomas que produce con tratamientos antivirales genéricos. La única manera de protegernos es seguir las indicaciones de los profesionales siguiendo las medidas y equipos de protección universales y medidas básicas de higiene, como el lavado de manos. La realización de vacunas está en fase de investigación y esperan que no se tarde mucho tiempo en tener una.

                               

Esta vez ha sido un coronavirus en China. Pero esto no es un fenómeno nuevo, ya que las epidemias y la psicosis que ello conlleva surgen con más frecuencia. A lo largo del S.XX hemos tenido varios ejemplos de ello. Desde el brote de encefalopatía espongiforme bovina, bautizada como la enfermedad de las vacas locas, el SARS, el síndrome respiratorio agudo grave, que se trata de una neumonía atípica, que también se dio en China, al igual que la gripe A (H1N1), infecciones por Escherichiacoli, en Europa,  los diferentes brotes del virus del ébola en África desde 1976 (En este caso se sabe que el virus del ébola está relacionado con los murciélagos frugívoros desde hace 25 millones de años) o el virus del zika (de la misma familia que el dengue o la fiebre amarilla) y que se expandió por América Latina a raíz del Mundial de futbol de Brasil en 2014.

Cepas de virus y bacterias encuentran en las condiciones insalubres y en la falta de higiene y las condiciones idóneas para desarrollarse y brotar. En este punto los movimientos de población constante bien por migraciones, viajes,.. y de animales, les ayuda a expandirse por todo el mundo. ¿Cuándo, dónde y quien será el causante del siguiente brote?

 

                                                      Amaia Castresana Palma

Referencias

Coronavirus 2019-nCoV. Adaptación de los protocolos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE)  www.osakidetza.euskadi.eus

European Centre for Disease Prevention and Control. Clauster of pneumonia cases  caused by a novel coronavirus Wuhan, China – 17 January 2020 ECDC Stockholm 2020.

https://www.ecdc.europa.eu/sites/default/files/documents/Risk%20assessment%20-%20pneumonia%20Wuhan%20China%2017%20jan%202020.pdf

www.eitb.eus

Organización Mundial de la Salud (OMS) www.who.int

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.