Los gemelos en el áfrica subsahariana

1 febrero, 2016

África además de tener una alta tasa de natalidad (37% respecto al 21% de Asia y Oceanía, 19% de América y 10% de Europa) se presenta como la tierra de los partos múltiples. El 41% de los gemelos y mellizos del mundo son africanos; sobre todo en los Negros de África Occidental, particularmente en el pueblo Yoruba, etnia mayoritaria en el Sudoeste de Nigeria, que tiene una tasa altísima de gemelos idénticos.

En el África subsahariana (especialmente entre el pueblo yoruba) los gemelos son considerados seres especiales y la sociedad les otorga el privilegio de estar entre aquellos que establecen el  punto entre lo visible y lo invisible.

 Los africanos creen en la presencia continua de los espíritus en el mundo que los rodea, los buenos y malos que conviven en el universo participando del orden bajo la autoridad de Dios. Los buenos espíritus, bienhechores, trabajan a favor de la vida procurando felicidad y bienestar entre los humanos. El africano les invoca y procura estar bajo su protección.

En cambio, los espíritus maléficos van en contra del bien de los humanos buscando reducir o aniquilar la vida. Los hechiceros —brujos y sacerdotes— utilizan las energías de los malos espíritus para hacer daño a los vivos, o los poderes de los buenos para proteger a los humanos y alejar su mundo del alcance de la mano de los malos espíritus.

Numerosas etnias tratan de modo muy especial a los gemelos. Se organizan ceremonias especiales en su  nacimiento, se les trata como si tuvieran un poder sobrenatural y se evitan actitudes que puedan provocar su enfado. Hay que evitar hacer diferencias entre los hermanos gemelos en el vestir, darles de comer o hacerles regalos.

Los cantos que los Ngombe ejecutan en honor de los gemelos y mellizos expresan lo extraordinario y peculiar que se les atribuye; el canto invita a alegrarse de la misteriosa llegada de los gemelos y a no llorar su muerte (dada la alta tasa de nacimientos prematuros y las muertes en los primeros años de vida). —«Los gemelos no se equivocan de camino, como el ita, el sol o la luna, siguen sin salir de su trayectoria.» La letra de las estrofas subraya el hecho de que el nacimiento de gemelos en una familia es una recompensa a los miembros de ésta por su generosidad, bondad y acogida.

En la comunidad Yoruba, al nacer una pareja de gemelos, la familia instala en casa un altar en honor a la divinidad Ibeji (En el lenguaje del pueblo de los Yoruba “Ibeji” significa gemelo: IBI = nacido, y EJI = dos), y la familia realizará periódicamente ofrendas y sacrificios a la divinidad. La madre saldrá a la calle para pedir limosna  que los vecinos le darán por temor a ser castigados por Ibeji.

Meses después acudirá al mercado para que sus hijos sean presentados ante la divinidad local, y los vendedores le regalarán obsequios por el nacimiento.

fatima1Los Yoruba creen que el segundo gemelo en nacer, envía a su hermano primero al mundo para comprobar si merece la pena, y según su opinión nacerá vivo o no. De ellos depende vivir en éste mundo (si merece la pena) o vuelven al mundo de los antepasados. Consideran que los gemelos comparten alma, si uno de los gemelos fallece (cosa común en sus primeros años de vida) esto  compromete la seguridad del gemelo vivo, por lo que la madre está obligada a llevar consigo una figura que represente al gemelo fallecido, en caso de fallecer los dos, se tallarán dos figuras. Una vez que la escultura está acabada, el Babalowo (sacerdote de la tribu realiza un ritual público para invitar al alma del gemelo difunto a residir en el Ibeji)

Estas figuras serán tratadas como el hermano vivo, aseándolo, vistiéndolo, le hará ofrendas… Mientras en los primeros años se guarda el Ibeji cerca de la cama de la madre, con el tiempo se le coloca en el altar de los ancestros que hay en casa. La responsabilidad de cuidar a un Ibeji es en primer lugar la de su madre, después es de su gemelo vivo y de las mujeres de las generaciones posteriores de la familia.

Se intenta siempre esconder al gemelo la muerte de su hermano. Los Bakango, por ejemplo, dicen al niño gemelo vivo: «tu hermano ha ido al río a coger agua». Otros dirán que está de viaje. Los Baluba de Katanga, no enterraban a los gemelos en el cementerio común, sino en lugar secreto conocido por muy poca gente entre otras cosas por miedo a que la gente utilice sus cuerpos —restos mortales— con el fin de atribuirse sus energías y poderes.fatima2

Los gemelos son portadores de un mensaje que hay que respetar: entre los Gombe por ejemplo, cuando los gemelos tienen entre uno y tres años de edad, se organiza un ritual durante el cual intervienen los más antiguos de la familia con el propósito de averiguar o directamente preguntar a las gemelos el nombre que quieren llevar. Para los Basanga, cuando los niños gemelos empiezan a hablar, se les pregunta «lo que han venido hacer en el mundo».

Su llegada al mundo tiene que ver con algo heroico o misterioso, Se les suele reconocer el poder de curandero, de adivino o de brujo. Es que los gemelos entran en una categoría fuera de lo común. Los ritos que acompañan su nacimiento son especiales: entre los Bangoli, al nacimiento de los gemelos, la madre y los gemelos viven durante unas semanas en una caseta especialmente construida para ellos; en este periodo, la madre utilizará sólo ropa e instrumentos que «vieron» el alumbramiento de los gemelos. La salida de este lugar considerado como puesto de llegada al mundo viene acompañada con la fiesta de todo el pueblo; y cuando mueran, se les enterrarán con estos instrumentos

 Los Baltíba pintan de caolín a la madre de gemelos al salir de la casa para presentarlos al pueblo: el color blanco tiene dentro de esta cultura un significado paradójico por ser el color relacionado con la muerte y los espíritus; aplicado al cuerpo de los vivos expresa la victoria sobre la muerte, y durante la fiesta que se organiza, los padres y la familia comerán en la fiesta de los gemelos una gallina de plumas blancas.

Los gemelos ocupan un puesto de predilección en la mitología africana. Según los Dogon, Barnbara, Malinké y tantos otros pueblos de África Occidental, los gemelos recuerdan y encarnan el ideal mítico. Son como los representantes de un estado de perfección que los no-gemelos han perdido definitivamente; pues los primeros seres eran parejas de gemelos —mellizos— de sexo opuesto.’ Para los Eve de logo y los Fon de Benín los gemelos nos insertan en una metafísica dualista: y por ser gemelos sus relaciones con los demás obedecen a una psicología con la que la sociedad los identifica.

Fátima Centenero

Referencias

Los gemelos en las religiones tradicionales africanas. LEÓN NGoY KALUMBA.  Revista de Ciencias de las Religiones  Vol. 7<2002): 65-78

http://www.peterbourquin.net/inicio/?p=337

http://www.somosmultiples.es/blog/2012/04/12/el-culto-a-los-gemelos-en-la-sociedad-yoruba/

devongtrf.activeboard.com

www.wiriko.org

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on RedditShare on Tumblr
www.pdf24.org    Enviar artículo en formato PDF   

Etiquetas: , ,

Leave a Comment

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: