La violencia sin escrúpulos en México ha sido un problema, es y será si sigue con los mismos pasos que hasta ahora, el pan de cada día de los ciudadanos. Hasta llegar a situaciones en las que los ciudadanos ya lo ven como algo normal, podríamos decir, “naturalizando la violencia”.

En este artículo me referiré a la violencia ejercida contra las mujeres, haciendo hincapié en los feminicidios constantes en diversas zonas del país. México se ha visto como un país en el que la subordinación de la mujer no es algo fuera de lo común; sociedad patriarcal donde las haya, y en la que la gran mayoría de las mujeres se debe a la vida doméstica. Pero no solo eso, es un mero objeto y con el cual se puede hacer y deshacer al antojo de los que tienen el “poder” sobre ellas. La aberración más absoluta es el arrebato de la vida, en el que este país está en “cabeza” con unos niveles de feminicidios descomunales. Nos vemos ante una realidad tan desgarradora que nos deja sin palabras.

Solo en el año 2018, hablando en números, seis de cada diez mujeres mexicanas han sido víctimas de violencia sexual y unas cinco mujeres al día (datos que en algunos casos ponen entre dos y cinco a nueve) son asesinadas en el país. Son datos tan desorbitados que nos es imposible comprender tanta indiferencia. Ya en el último año los crímenes contra las mujeres crecieron un 15% frente al año 2017; principalmente en el Estado de Chihuahua y en el Estado de México. Solo en los cuatro primeros meses del año 2018 se registraron 226 feminicidios.

México indudablemente ha sido un país ligado al narcotráfico y los feminicidios de una manera o de otra podríamos unirlos a este fenómeno, pero iremos paso a paso.

La guerra contra el narcotráfico fue una época marcada por el terror, la sangre y la muerte. Pero, ya en los años 90 en México, destacando determinadas zonas a las que nos referiremos, la violencia comenzó a ser insostenible, sobre todo con los asesinatos hacia mujeres. Estos feminicidios fueron de una magnitud desmesurada en Ciudad Juárez. Lo más alarmante de la situación en esta etapa fue la manera de cometer los feminicidios, la forma de exponer los cadáveres ante la población como un aviso o amenaza. La ciudad estaba sembrada de mujeres asesinadas.

Todo este conjunto de aberraciones tuvieron que ver con la supuesta “modernización” teniendo en cuenta las injusticias y las formas de vida, en el país comenzaron a emerger grupos de mafias, carteles de droga que se hicieron con el monopolio en las calles y en el país; y junto con esto, los asesinatos en masa, en especial asesinatos de mujeres elegidas al azar pero con características comunes. Mujeres trabajadoras de la maquiladora, en situación de pobreza y exclusión social.

Como ya se ha dicho, los feminicidios aumentaron de forma espectacular, paralelamente los casos de corrupción fueron exagerados, por lo que tampoco hubo una buena actuación por los que se supone debía haberla.

En Ciudad Juárez los crímenes cometidos fueron totalmente diferentes a los del resto del país. Regueros de cadáveres de mujeres “decoraban” las calles de la ciudad; demostrando así el poder de los asesinos, su falta de miedo y su impunidad. Crimen organizado actuando a su antojo, asesinando a mujeres como si de meros objetos hablásemos, la facilidad de quitar la vida y el precio mínimo o nulo de la misma.

Para Jill Radford y Diana Russel “el feminicidio tiene un gran significado político. Es una forma de castigo capital que afecta a las mujeres que son sus víctimas, a sus familias y amigas y amigos. En realidad sirve como medio para controlar a las mujeres en tanto que clase sexual, y como tal, las mujeres son centrales para mantener el estatus quo patriarcal.”

Por otra parte, se ha visto como claramente el asesinato a mujeres es parte de un mensaje que dejan las mafias a sus semejantes. Como dice Segato, para demostrar su poder frente al otro.

Mediante el asesinato a mujeres, demuestra su potestad y dominio; la mujer solo es un medio vulnerable con el que se puede mandar un mensaje de una manera absolutamente explícita.

Se ve claramente como estos feminicidios han ido avanzando por todo el territorio nacional; con un trabajo nulo por parte del gobierno, del cual da la sensación que, o no tiene una potestad absoluta o que mediante su indiferencia deja que estos crímenes se perpetúen.

Entramos de lleno por tanto, en los feminicidios cometidos en lo largo y ancho del país, que actualmente son de unas magnitudes exacerbadas, sin dejar de lado, que aunque fueran mínimas serían de la misma manera injustas.

Actualmente en México, menos del 10% de los delitos se denuncian. Nos hace pensar en el poco valor que se le da a la vida, en las mujeres sin voz y en la vulnerabilidad de la sociedad.

En el año 2017 fueron asesinadas en torno a unas 3500 mujeres y solo 760 casos fueron investigados.

El sistema patriarcal, el sentido de pertenencia del hombre hacia la mujer, la vulnerabilidad de la misma, la poca capacidad para actuar, la falta de información, la poca consideración que se tiene a las víctimas y el nulo valor que se les da son factores realmente importantes para comprender estos casos.

La mayoría de las mujeres mexicanas han sufrido algún tipo de violencia en el hogar, por parte de sus parejas, familiares o desconocidos que se toman la ley por su mano, sintiéndose capaces y viéndose con el poder de actuar a su libre antojo, ejecutando cualquier tipo de violencia contra las mujeres por el simple hecho de serlo. Cometiendo violaciones, abusos, asesinatos y quitándoles voz. Así olvidando a más de la mitad de la población, llegándose a convertir en una epidemia que hace que veamos como prácticamente al día son asesinadas un alto porcentaje de mujeres. Un sesgo absolutamente machista y patriarcal, manchado de sangre y poder, consentido por parte de la población que mira hacia otro lado.

Aunque actualmente estén siendo investigados los casos de violencia y los feminicidios, se esté dando mayor importancia y más voz a movimientos feministas, junto con el lema “levantar la voz”, mayores denuncias por casos de violaciones y abusos, las luchas contra los acosos cometidos en el metro, los tuits con el hastag #SiMeMatan, asociaciones de mujeres, organizaciones gubernamentales que se plantean acabar de raíz con estos casos. Cada día vemos en los periódicos, noticias y redes sociales como se siguen cometiendo absolutas aberraciones hacia las mujeres, situándose México muy por encima de la media.

Julia Sanz

Referencias

https://elpais.com/sociedad/2018/11/24/actualidad/1543075049_751281.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-46630173

https://www.inegi.org.mx/rde/rde_20/doctos/rde_20_art1.pdf

https://www.sopitas.com/noticias/feminicidios-en-mexico-cifras-2018/

https://www.huffingtonpost.com.mx/2017/12/22/10-momentos-feministas-que-vivimos-en-mexico-el-2017_a_23314748/

Berlanga Gayón. María. El espectáculo de la violencia en el México actual: del feminicidio al juvenicidio.

Imágnes:

https://www.google.com/search?q=feminicidios+en+mexico+2018+numeros&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjO5KLw483gAhXOA2MBHcC4BwEQ_AUIDigB&biw=1366&bih=657#imgrc=UQXV6ayUh92upM:

https://www.google.com/search?q=feminicidios+en+mexico+2018+numeros&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjO5KLw483gAhXOA2MBHcC4BwEQ_AUIDigB&biw=1366&bih=657#imgdii=NDCpDB63mOIaaM:&imgrc=gVMT7FEDWKCaHM:

https://www.google.com/search?q=feminicidios+en+mexico+2018+numeros&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjO5KLw483gAhXOA2MBHcC4BwEQ_AUIDigB&biw=1366&bih=657#imgrc=gVMT7FEDWKCaHM:

   Enviar artículo en formato PDF   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: