Tal vez estemos viviendo una de las peores crisis de cuantas vivamos y viviremos. Mientras un amplio porcentaje de la sociedad ha decidido dar un paso adelante cumpliendo con lo que se espera de un ser social, una minoría ha decidido hacer todo lo contrario; dar un paso atrás, esperándose de ellos todo lo contrario pues, presumiblemente, se erigen como representantes de sus votantes.

No es tiempo de convertir a los muertos en votos, de criticar gestiones pasadas, de evaluar quién compra mejor y dónde (como si estuviéramos buscando chollos por internet), de qué se hizo con la sanidad o qué se hará, de las amenazas a los que, con mejor o peor fortuna, tratan de sacarnos de esta. De quién pidió perdón por acudir a una manifestación, o no, o de quién estuvo en Vistalegre.

Hoy toca vencer al bicho, la revolución puede esperar.

Feliz Jueves

Rubén Blasco

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.