El mundo está lleno de fronteras, las fronteras son la forma que los Estados tienen de delimitar su territorio con el objetivo de legislar el espacio que la contiene. Aunque en otra época fueron más permeables, en la actualidad no podemos concebir un Estado sin delimitarlo dentro de unas fronteras.

Las fronteras son acuerdos arbitrarios a los que se ha llegado a través de múltiples causas, acuerdos políticos, bélicos, comerciales… la historia de las fronteras es curiosas a lo largo del tiempo.

Vemos como las fronteras, que tienen como objetivo legislar un determinado espacio de este planeta, se vuelven cada vez más permeables dependiendo sobre qué o quién haya que aplicar la ley.

Analicemos algunos ejemplos: en el acuerdo que el primer ministro británico Boris Johnson ha negociado con la Unión Europea establece que se implantarán medidas de control en la frontera para las personas físicas, pero que las transacciones económicas quedarán libres de cualquier frontera ya sea física o económica. Cuando decidimos viajar a cualquier país debemos solicitar un visado donde nos autoricen la entrada, una de las condiciones para viajar es que dispongamos del dinero suficiente para poder permanecer en dicho país durante el tiempo que vamos a visitarlo.

Otros de los ejemplos que me parecen significativos son que tanto Cristiano Ronaldo como Lionel Messi acordaron con Hacienda una suma millonaria que les impedía cumplir una condena de prisión por evasión fiscal. En 2005 Michael Jackson, el rey del pop, pagó 18 millones de dólares para evitar un juicio por pederastia, en 2011, Strauss Kahn, expresidente del Fondo Monetario Internacional, pagó la suma de 4 millones de dólares a una camarera que le acusaba de violación para que retirara la denuncia.

Los ejemplos son innumerables, de lo que podemos deducir que las leyes que rigen dentro de las fronteras solo son aplicables a quien no tiene una escandalosa fortuna con la que pagar su libertad.

Mientras tanto, aquellos que tienen tan poco que ya no tienen nada que perder, mueren intentando sobrepasar esas fronteras que les den la oportunidad de tener una vida mejor. Hace unos meses leíamos la noticia de una patera que se había hundido intentando llegar a las Islas Baleares, y es que cuando una vía de escape se cierra otra se abre, más peligrosa, con menos garantías de éxito y más rentable para las mafias. Mientras tanto las materias primas que provienen de esos mismos países llegan sin ningún problema a cualquier parte del mundo. Quizás deberíamos replantearnos que valores son los que nos hacen humanos.

“La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas”

Karl Marx

Manuel Carmona Curtido

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.