El debate se ha vuelto a poner de moda; uno de esos eternos discursos que en ocasiones vuelven a emerger pese a estar siempre latentes como la roca de Sísifo que una y otra vez vuelve a caer colina abajo.

Pero esta vez el escenario es peor; los nuevos “chicos” en contra de la inmigración se están convirtiendo en las estrellas del momento. En España Casado y Rivera se vigilan de cerca con la idea de que el contrario no le adelante por la derecha y han elegido este tema como referente para marcar sus posiciones, un tipo de declaraciones, por otra parte, que llevábamos mucho tiempo sin oír mas allá de partidos de extrema derecha. En Italia, Salvini se ha convertido en el protegido de Trump (si eso pudiera ser merecedero de halago), con el temita de turno por bandera.

En Ruanda ya vimos como los hutus daban caza a los tutsis con el machete en una mano y la radio en la otra desde donde se les guiaba para localizar los objetivos; en Italia las agresiones racistas se han disparado esta semana, y en España, simplemente, parece que se espera la aparición del Salvini “cañí“.

No lo olvidemos, en la comodidad de occidente, únicamente percibimos que son cuerpos que migran; sin historia detrás, sin sueños, anhelos, sin huidas. Tal vez sea el momento de poner rostro y conciencia a todo esto, y no únicamente sobre los adalides de la pureza en este discurso que renace.

Feliz jueves

PDF24    Enviar artículo en formato PDF   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: