La Triscaidecafobia es un trastorno que se caracteriza por sentir un gran temor hacia el número 13.

13 4Este trastorno o superstición existe en la mayoría de los lugares del mundo, y se traduce en la omisión de este número en la mayoría de los casos, para “alejar a la mala suerte”.

 Como ejemplo de este miedo o superstición tenemos datos curiosos como: que al numerar los portales en ocasiones se omita el número 13, que en Madrid y en otras ciudades la línea 13 de autobús urbano no exista, que en la Formula 1 se evite el uso del numero 13 y lo mismo en algunos equipos de futbol,  que en Italia la lotería nacional omita este numero en sus boletos, que en Estados Unidos los altos edificios de rascacielos y apartamentos pasen de la altura numero 12 a la numero 14 omitiendo también usar el 13, que muchas de las líneas aéreas internacionales hagan desaparecer la fila 13 en sus asientos.

 Incluso vemos ejemplos en la informática, como que el office 2010 al que le correspondía la nominación de versión 13, finalmente se decidió clasificar como versión 14. E incluso en televisión, con el ejemplo de Gran Hermano 12+1, omitiendo deliberadamente el número “maldito”. También en cuestión de leyes podemos encontrar esta superstición, ya que el código de Hammurabi, creado por Hammurabi, rey de Babilonia también omite este número en su lista, por considerarlo de mal agüero. Hasta en los cuentos infantiles, como es el caso del de La Bella Durmiente, de los hermanos Grimm, donde el hada numero 13 no fue invitada al bautizo de la princesa, pero aun así irrumpió en la celebración y lanzó a la joven una maldición para que muriera tras pincharse a los 15 años con un huso de hilar.

 Todos estos casos de ejemplos tienen múltiples orígenes, y casi todos se remontan a la antigüedad.

 13 3Para empezar tenemos el caso de la Ultima Cena, donde 13 fueron los invitados, fueron Cristo y sus apóstoles, y como es bien sabido el desenlace no fue bueno, Cristo termino subido a la cruz. Casualmente también el capítulo numero 13 del Apocalipsis o revelación de San Juan,  es el que predice la venida del anticristo.

 Aunque parece ser que la historia del 13 se remonta aun mas atrás, hasta la mitología nórdica, anterior a la era cristiana. Se habla también de un banquete, organizado en el Valhalla, y al que fueron invitados 12 comensales. Sin embargo, Loki, el espíritu de la ira y el mal, apareció sin ser llamado. En el afán de expulsarlo, Balder, segundo hijo de Odín y uno de los favoritos de los dioses, encontró la muerte.

Parece ser que esta es una de las primeras referencias negativas a este número, y que esta superstición se difundió desde esta zona al resto de Europa.

 En el judaísmo también podemos encontrar otro origen, ya que el numero 13 estaba visto como signo de mal augurio porque 13 eran los espíritus relacionados con el mal.

 Además se decía que el 13 era el número favorito de brujas y brujos, apareciendo en muchas ocasiones en los aquelarres, lugar donde celebraban sus reuniones y rituales mágicos. Y en la taromancia, este numero, se interpreta con la muerte.

 Otro origen que también se comenta es el que lo relaciona con los números en sí. El numero 13 reúne a los números 1 y 3, siendo así el numero del Dios trinitario, esto es “el Uno en los Tres”. Como el demonio odia infinitamente a dios, aquí se incluiría el odio a este número que lo representaría, provocando la maldición del mismo y extendiéndose así la superstición de que este numero provocaría desgracias.

13 4 Los días que coinciden en martes 13, para España y Latinoamérica, y en viernes 13 en los países anglosajones como Gran Bretaña y Estados Unidos, son especialmente considerados como días negativos o de mal agüero. Esto parece que proviene de un antiguo refrán romano que decía: «Giorno di Venere, giorno di Marte, non si sposa e non si parte», cuya traducción sería: «Día de Venus, día de Marte, no hay que casarse ni partir de viaje». Aunque no se sabe bien porque se referían a esos determinados días, cuyo dioses están vinculados con el amor y la guerra. El dicho “en martes y 13 ni te cases ni te embarques” parece que si esta relacionado con que el martes se identifica con el dios de la guerra, pero en el caso del viernes parece mas bien que el origen esta en que Cristo fue crucificado un viernes.

 En el siglo XVIII la marina británica intentando eliminar los temores relativos sobre el día viernes 13, decidió que uno de sus buques se relacionara totalmente con esta superstición. Mandaron rebautizar un buque con el nombre de HMS Friday (Friday que significa “viernes”, en inglés), designó a un capitán que se llamaba Jim Friday, la tripulación se recluto un viernes, y también en viernes se armó la quilla del barco. El buque se boto un viernes 13. Desgraciadamente no pudieron cumplir su propósito de quitar la negatividad a esa fecha, ya que jamás se volvió a saber del barco o de su tripulación.

 Una de las misiones espaciales a la luna lanzadas por la NASA fue llamada “Apolo 13”. Además fue el lanzamiento fue realizado el 11 de abril de 1970 a las 13:13 horas. Los tanques criogénicos de oxígeno de la misión explotaron en pleno vuelo, poniendo en riesgo la vida de los tripulantes, y casualmente era viernes 13.

A pesar de todos estos ejemplos, es importante señalar que al igual que sucede con las brujas, es recalcable el hecho de que el numero 13 no para todo el mundo es sinónimo de mala suerte, hay quien cree que es positivo e incluso bueno.

 Por ejemplo, esta vinculado a Freya, una diosa alemana que se identifica con el amor. Y otro ejemplo seria el de la vida del compositor Richard Wagner, marcada siempre por este numero 13, y no para darle mala suerte. Su nacimiento tuvo lugar en 1813, termino 13 operas, vivió en Bayeuth, en una casa abierta un 13 de agosto y abandonada por él un 13 de septiembre, y finalmente falleció un 13 de febrero de 1883.

 Concluyendo, aunque parece que existen muchas coincidencias en cuanto a la negatividad del número 13, es probable que si efectuamos una investigación relacionada con otro numero también aparezcan accidentes y desgracias. Todo parece fruto de coincidencias y casualidades,  no hay ningún estudio que corrobore la fiabilidad de esta creencia.

 Lo único real es que el 13 es el numero natural que sigue al 12 y que precede al 14, de ahí en adelante esta en la mano de cada uno elegir si creer en sus efectos negativos (o positivos) o no.

V.M.A

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

One thought on “Triscaidecafobia”

  1. Es antiquisima esta creencia siempre negativa.
    En el siglo XVII, lo ingleses decidieron hacer una comprobacion.
    Flotaron un barco en Viernes, con el numero 13, en un dia 13, y numerosos datos relacionados con viernes, con 13, hasta con el nombre del capitan, (en inglés) etc, etc,
    el barco se hizo a la mar, desapareció en el más puro misterio y jamás se supo nada de él. Ni el más mínimo rastro. Como si una maldición latiera en torno a esta combinacion: 13, viernes y en cualquier idioma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.