El acercamiento de las ciencias a la población general es tarea arduo difícil. El reto es aún mayor cuando se trata de implicar al público infantil y juvenil. Son por ello muy bienvenidas las propuestas que pretenden integrar adquisición de conocimientos con aspectos lúdicos con el fin de estimular, entretener, satisfacer la curiosidad y, por encima de todo, enseñar conjuntamente a niños y a adultos.

El Museo de la Evolución Humana en Burgos, cuya visita ya es de por sí sumamente interesante y muy recomendable, ofrece desde hace algunos meses, una fantástica exposición temporal que es un claro ejemplo de cómo conjuntar a la perfección la enseñanza de la ciencia con la diversión apta para todo tipo de público. La muestra, una original visión de la evolución de la historia desde el precámbrico hasta la actualidad, recibe el nombre de “LEGOevolución” y ha sido fabricada con más de 200.000 piezas LEGO por parte de la Asociación Cultural de Aficionados a las Construcciones Lego en España.

 ev2La entrada a la exposición es libre y gratuita y supone la posibilidad de disfrutar de diez dioramas temáticos representativos de cada momento de la evolución y de la historia. El viaje tiene comienzo en la edad de la tierra, con la formación del fondo marino y el surgimiento de la vida. Se representan la época de los dinosaurios, los primeros asentamientos humanos en el Neolítico, la época romana, la Edad Media, la invasión napoleónica y la revolución industrial. Todos los dioramas incluyen la presencia del contexto específico de la historia de España, de la ciudad de Burgos, del propio Museo de la Evolución Humana y del proyecto Atapuerca.

La visita a la muestra ayuda a entender cómo ha ido transcurriendo la historia de la humanidad, sus medios de transporte y el uso de la energía, entre otras cosas, mediante multitud de figuras en miniatura que representan legiones romanas, campesinos medievales, personajes famosos o arqueólogos desarrollando sus quehaceres.

 Con el objeto de hacer la visita aún más entretenida y estimulante, los visitantes infantiles serán desafiados en un concurso de agilidad visual en el que tienen que fijarse y localizar unas miniaturas que se han perdido en la evolución y se han colado en una época que no es la que les corresponde. El objetivo del concurso es incentivar la agilidad visual y motivar al visitante a apreciar los pequeños detalles que se encuentran repartidos por toda la exposición, aprendiendo así más sobre la Prehistoria, el mundo de Atapuerca, la época romana, la Edad Media, la revolución industrial, y sobre el propio Museo de la Evolución Humana. Los participantes podrán conseguir sets de LEGO.

ev3

Es posible disfrutar de esta muestra temporal en los talleres didácticos de la planta -1 del Museo de la Evolución Humana en Burgos, hasta el próximo 14 de enero de 2014.

Toda la información relativa al museo y a las visitas a los yacimientos de Atapuerca (horarios, reservas, tarifas, actividades, contacto) está disponible en la página web del museo (www.museoevolucionhumana.com).

Marta Valle Carbajo

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.