No son juguetes

Olentzero y Mari Domingi. Una tradición muy viva en Navidad