«La paz es un sueño, y ni siquiera es un sueño hermoso»

                                                                                                                                                            John Lennon

Colombia no aprueba el acuerdo de paz con las FARC” o “Colombia rechaza en referéndum el acuerdo de paz con las FARC” son algunos de los titulares que nos encontramos en la prensa últimamente. Nuestro cerebro automáticamente interpreta: Colombia vota ‘No’ a la Paz, por lo que Colombia ‘No’ quiere la Paz. Nos echamos las manos a la cabeza y confirmamos una vez más que este mundo está herido de muerte, desquiciado, desahuciado. No alcanzamos a comprender que un país no desee la Paz. Sin embargo, un proceso de paz como el de Colombia es algo mucho más complicado que un titular.

Damos por hecho que esa Paz conlleva Justicia ejemplarizante para las miles de víctimas que han sufrido diferentes formas de violencia durante más de cincuenta años. Desgraciadamente, esto no suele suceder. En Colombia ha habido cinco intentos de paz previos al actual. Los procesos de paz son tremendamente difíciles de gestionar. Tras el conflicto social y/o político, suele venir otro conflicto que obstaculiza esos procesos: Paz vs. Justicia.

En el acuerdo de paz de Colombia se trata la justicia y la reparación de las víctimas, así como otros cinco puntos (el fin del conflicto con las FARC, solución al problema de las drogas ilícitas, mejores oportunidades para el campo, e implementación, verificación y refrendación).

No existe la justicia total en conflictos como el de Colombia, ni en los crímenes contra la humanidad de la Alemania nazi, ni en el Chile de Pinochet, ni en la Argentina de Videla, ni en el Apartheid surafricano, ni mucho menos en la España de Franco, donde nunca se hizo justicia de ningún tipo.

En Colombia, como en tantos otros casos, ha de elegirse entre empezar de cero y que se juzgue y castigue sólo a algunos responsables criminales, o votar No a un acuerdo de paz que repara a las víctimas pero que practica una amnistía sobre muchos de los perpetradores de crímenes. Y ahí radica una de las explicaciones del porqué de los resultados del referéndum. Las FARC no se sentaron a negociar en La Habana para ir a la cárcel. Se proponen otras medidas penales alternativas. Se quiere acabar con el conflicto, lo cual supone que la Paz quede por encima de la Justicia. Otra vez. Y si se pone empeño en la Justicia, no habrá Paz. Si nosotros fuéramos algunas de esas miles de víctimas o familiares, ¿estaríamos de acuerdo con que personas de un grupo armado ocuparan un puesto en nuestro gobierno sin ser castigados por sus crímenes? ¿Qué elegiríamos, Paz o Justicia?

Susana Callizo Fernández

Feliz Martes

Referencias

Ponencia El Proceso de paz en Colombia y los derechos de las víctimas Felipe Gómez Isa, profesor titular de Derecho Internacional. Universidad de Deusto. Curso “Conflictos de la historia, políticas de memoria, UBU, julio 2016.

http://www.acuerdodepaz.gov.co/

IMAGEN:http://www.telesurtv.net/news/Celebran-en-Colombia-acuerdo-para-blindar-pactos-de-paz-20160513-0008.html

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

One thought on “¿Paz o Justicia en Colombia?”

  1. Con respecto a este tema, el NO a al acuerdo de paz de Colombia con las FARC, parece como se dice muy sorprendente. El SI ha ganado por lo que parece en los pequeños pueblos o aldeas que de alguna manera están más implicados, por diferentes razones con este conflicto, que donde ha ganado el NO, que son las grandes ciudades y la capital.
    Posiblemente las perspectivas,desde ambos lados, sean diferentes por muchas razones, y su solución para unos y otros serán también diferentes, y por supuesto para ambos muy complicada.
    Por lo observado en otros conflictos parecidos o diferentes por diversos motivos lleva mucho tiempo, decepciones, conversaciones, etc… pero se puede llegar a una solución y eso ya se ha visto.
    Así que espero que pese a este revés, el acuerdo salga adelante y la paz llegue a Colombia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.