“Papá, pero eso no es rugby ¡yo quiero ver a los señores de negro que hacen la haka!”

Éire, cada vez que tengo la osadía de ver un partido de rugby en el que no juega Nueva Zelanda.

¿Qué es el haka?

Una vez alguien, muy sabio, por cierto, dijo que el fútbol era un juego de caballeros jugado por villanos mientras que el rugby era un juego de villanos jugado por caballeros. Y hablar de rugby es hacerlo de Nueva Zelanda: el equipo con mayor índice de victorias históricas en cualquier disciplina deportiva. Y hablar de Nueva Zelanda… es hacerlo del haka, esa danza ritual capaz de hipnotizar a propios y extraños. Capaz de identificar a los kiwis más aún que por su trepidante juego.

El partido está a punto de empezar y los quince vestidos de negro se disponen a llevar a cabo su danza ritual acompañada de fuertes pisotones en el suelo, manos temblorosas, lenguas fuera y el canto al unísono. Sin embargo, el haka no se utiliza únicamente en eventos deportivos; también en bodas, signos de hospitalidad, reclamos turísticos, para desgracia de la comercialización de lo étnico y… funerales

Esta danza tradicional maorí se llevaba a cabo tanto para desafiar a los rivales en la guerra como para firmar la paz. Algo que sorprende a muchos es que puede ser interpretada tanto por hombres como con mujeres, aunque si bien es cierto que existen hakas distintas para unos y otros.

¿Pero quiénes eran los maoríes? Un conjunto de pueblos que hacia el s.XIII fueron llegando a lo que conocemos hoy como Nueva Zelanda desde la polinesia, lugar en el que terminaron de establecerse. Una vez establecidos fueron desarrollando su cultura y su lengua.

¿De dónde viene?

Resulta que Tama-nui-to-ra (al que podemos llamar más familiarmente como el Dios Sol) tenía dos mujeres Hine-raumati (la Dama del Verano) y Hine takurua (la del invierno). Fue con la primera con la que tuvieron un hijo que originaría el haka: el temblor provocado por el viento de los días de verano.

Sin embargo, la que llevan a cabo los All blacks podría tener autoría propia: fue compuesta hacia 1820 por Te Rauparaha, jefe tribal, en cuya letra se cuenta la hazaña bélica por la logró escapar durante una escaramuza con una tribu rival.

Por lo que como ya se habrá entendido no existe únicamente una. En el “Ka Eke i te Wiri” las mujeres eran las responsables de dar el visto bueno a los jóvenes que se encaminaban a la guerra.

Tal es la variedad, que finalmente cada grupo neozelandés se ha hecho con su propia haka adaptada con ligeras variaciones (bomberos, policía, scouts…)

Sin embargo, permitidme que os ponga mi favorita de todas.

Durante este mundial de 2014 surgió la polémica cuando los neozelandeses iniciaron su haka y el equipo rival decidió abandonar la pista. El siguiente partido lo disputaron contra la selección de los Estados Unidos en un equipo plagado de estrellas NBA: no sólo no se marcharon, sino que disfrutaron del espectáculo (la cara de Harden no tiene precio), brindándoles al terminar un sonoro aplauso un gesto que marcó su nobleza y humildad.

Rubén Blasco

Referencias

https://www.drumteambuilding.com/

https://www.revistah.org/

http://www.cienciahistorica.com

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.