“He estudiado el esperanto y he llegado a dos conclusiones: se trata de una lengua muy, muy bien hecha. Desde el punto de vista lingüístico, sigue en verdad unos criterios de economía y eficacia (lingüísticas) dignas de admiración. En segundo lugar, todos los movimientos a favor de lenguas internacionales han fracasado salvo el del esperanto, que va reuniendo un colectivo de personas, debido a que tras el esperanto late una cierta idea, un ideal; apunto que Zamenhof no solo construyó un objeto lingüístico, sino que tras éste hay una idea de fraternidad, de pacifismo”

Umberto Eco

 El juego de un niño

Luis Lázaro Zamenhof tenía una habilidad natural para los idiomas, tal vez debido al contexto multilingüe en el que se había criado: hablaba con fluidez ruso, polaco, jiddish, judeoalemán, posteriormente aprendió alemán, latín, hebreo, griego e inglés. De español e italiano solo tenía nociones básicas.

Fue así como durante su infancia en el pueblo de Bialystok, un lugar con una gran mezcla de etnias y de lenguas, observó como la diferencia entre los diversos pueblos a causa de la diversidad de lenguas y religiones podía causar serios conflictos. Eso le incitó a buscar una solución al problema, tenía la esperanza de unir a todas las personas pese a que hablasen idiomas diferentes. De ahí en adelante comenzó a confeccionar una lengua que sirviera como lengua vernácula para todo el mundo, de tal modo que pudieran comunicarse sin abandonar su lengua materna.

andaluciaesperanto.blogspot.com

 El volapük

 Sin embargo el esperanto no es la primera lengua artificial que existiera. Fue precedida por el volapük, la cual fue estudiada por el propio Zamenhof y cuyos defectos le sirvieron para desarrollar aún más la lengua que estaba creando.

Este idioma fue creado por el sacerdote alemán Johann Martin Schelyer. Sin embargo algunas críticas que se le pueden hacer a este sistema es que algunos sonidos son difíciles de pronunciar para buena parte de la población mundial, a ello añadir que presenta una gramática bastante compleja sobre todo en cuanto a la conjugación de los verbos.

 El esperanto

El esperanto es pues, una lengua auxiliar cuyo léxico es principalmente de raíces latinas y germánicas acercándose de este modo a las lenguas indoeuropeas. Sin embargo su morfología es eminentemente aglutinante, es posible añadir al léxico numerosos sufijos y prefijos como modo de composición lo que hace que el vocabulario sea más reducido, y lo que la acerca a las lenguas orientales en este aspecto.

Según los propios esperantistas, como así se llaman aquellos que se deciden a aprender esta lengua, se trata del idioma más fácil de aprender del mundo y algunos datos parecen confirmarlo; las personas asiáticas que se deciden a hablarlo no tienen mayor dificultad y según el escritor ruso Tolstoi tan solo le llevó un estudio de dos horas para ser capaz de escribir en esperanto de modo fluido. Se llega a afirmar que después de un año de estudio, con la intensidad con la que aprendemos inglés en el colegio por ejemplo, todo el mundo es capaz de hablar de modo nativo, del mismo modo en que Cervantes utilizaba el español y Shakespeare el inglés.

Su léxico reducido sin afectar a su expresividad, la sencillez de la sintaxis y la ventaja de que no existan verbos irregulares ni excepciones a la reglas que la componen favorecen este proceso

 Una cultura en esperanto

Actualmente existen en el mundo numerosas publicaciones en esperanto; revistas, cadenas de televisión, emisoras de radio (como por ejemplo la del Vaticano, lugar en el que se ha llegado a proponer en varias ocasiones la sustitución del latín por el esperanto como medio de expresión), así como un gran número de libros traducidos incluso producidos de modo original en esperanto.

En algunas empresas cuyos trabajadores pertenecen a lugares muy diferentes en los que se hablan lenguas distintas se ha comenzado a usar como idioma oficial de la empresa.eo.wikipedia.org

El mejor ejemplo que puede ponerse es el de William Auld, poeta escocés que escribía únicamente en esperanto y que fue nominado en dos ocasiones al premio Nobel. Por otra parte en la película “El gran dictador” de Chaplin pueden verse carteles escritos en este idioma.

 ¿Merece la pena el esfuerzo?

Se trata de una pregunta recurrente y más cuando parece ser que lo más lógico sería aprender inglés. Sin embargo, como suele decirse en los círculos esperantistas, merece la pena debido a que el sacrificio es bastante pequeño si lo comparamos con los beneficios.

Por una parte y como ya se ha dicho su dificultad es mínima, una de las principales señas de identidad es de que se trata de “la lengua más fácil del mundo”. Por otra parte el ideal sería que todas las personas hablasen dos lenguas, la suya propia y el esperanto. De este modo la muerte de tantas y tantas lenguas que hemos visto en los últimos años no sería tal debido a que no habría una lengua que absorbiese a las demás; en el ámbito domestico se hablaría la lengua materna y con aquellas personas con las que no se comparte esta el esperanto.

Otra de las razones es que el esperanto es una lengua auxiliar, es decir que no se trata de la lengua materna de nadie por lo que siempre estaríamos en igualdad de condiciones cuando debemos de usarla. Si por el contrario intentáramos hablar inglés con un nativo en esta lengua partimos en desventaja debido a que nunca sería posible ponernos en su mismo nivel de competencia.

Por otra parte para aquellos a los que les gusta viajar, han de saber que los hablantes de esperanto tienen alojamiento gratis en cualquier lugar del mundo, en el que se hable esperanto, y hasta cierto límite, el hablar esperanto no te exime de pagar la hipoteca.

 

Un pequeño ejemplo

Español Esperanto
Salen del cuarto en silencio Ili eliras el la ĉambro silente
Responde al profesor Li respondas al la instruisto
Ella se duerme en su propia cama Ŝi dormas en sia propra lito
El árbol crece rápidamente La arbo kreskas rapide
Conozco a esa persona alta Mi konas tiun altulon

 

Rubén Blasco

   Send article as PDF   
anthropologies

Un comentario sobre “Esperanto; la esperanza de un mundo conectado”

  1. Estando en general bastante de acuerdo con lo escrito, no subscribo en absoluto dos premisas, la primera que el esperanto tenga un lèxico limitado, bien al contrario, éste posee una abundancia de palabras que permiten expresar cualquier matiz. Otra es la de la facilidad de aprendizaje, recientemente se ha demostrado que no hay ninguna lengua que sea más fácil de aprender que otra, incluido el esperanto, sinó que és la necesidad y las ganas de aprenderlo de la persona lo que al final és determinante, ya que la facilidad de una lengua en unos aspectos trae de por sí la dificultad en otros.

    Por otro lado, i contraviniendo a Umberto Ecco, el esperanto no tiende a la economia del lenguage como la mayoría de idiomas sino a su optimización

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.