Las sociedades deben tener memoria y no condenar al olvido su historia. Gracias a asociaciones como la Asociación Derechos Humanos y Memoria Pública, entre otras más conocidas, se nos recuerda que es esencial visibilizar y conocer, para reparar y construir. Hoy, en Anthropologies, entrevistamos a la presidenta de esta asociación.

La Asociación Derechos Humanos y Memoria Pública es una asociación universitaria dedicada a la investigación y a la divulgación, que se centra en el ámbito de la represión durante regímenes dictatoriales a escala internacional. Sandra Albo Basurto es la presidenta de dicha asociación y hoy, vamos a entrevistarle para Anthropologies.

Sandra, explícanos en qué consiste exactamente esta asociación, cuáles son sus objetivos.

Nuestra asociación tiene un interés claro y son las acciones conducentes a la promoción de los Derechos Humanos y la Memoria Pública de las víctimas de conflictos bélicos y, en especial, de regímenes totalitarios. Las víctimas de la Guerra Civil Española y de la dictadura franquista en todo lo relativo a políticas de memoria, Derechos Humanos, reparación y justicia son un objeto de atención preferente.

Todo esto se va materializando en las distintas actividades que realizamos; entre ellas, la investigación histórica, jurídica, social, política y cultural. A largo plazo buscamos la promoción de políticas públicas, educativas, restaurativas y reparativas. Y por supuesto, uno de los pilares de esta asociación es la colaboración con otras asociaciones, instituciones y universidades de ámbito nacional e internacional.

¿Qué os hace constituiros como asociación? ¿Cómo surge la idea de crearla?

El germen de esta asociación surge dentro de la Universidad de Burgos, cuando varios alumnos y otros miembros de la comunidad universitaria trabajamos en proyectos comunes tanto de exhumación de víctimas de la represión franquista en nuestra región, como en trabajos interdisciplinares de fin de carrera orientados a la Memoria. Con la constitución de la asociación buscábamos dar salida a nuestras inquietudes, tanto académicas como personales, desde distintas disciplinas como la historia, la antropología, la arqueología, el patrimonio cultural, etc. pero también desde el activismo en pro de la Memoria y los Derechos Humanos.

¿Cuándo se constituye?

Nos constituimos a inicios de este año 2016, por lo cual aún somos una asociación joven y en crecimiento.

¿Por cuántas personas está compuesta?

En la actualidad somos casi treinta miembros, que colaboramos en la medida de lo posible en las distintas actividades y acciones que se acuerdan desde la asociación y en colaboración con otros colectivos.

¿Sus miembros están relacionados académica o profesionalmente con la Memoria?

Principalmente somos gente relacionada con la Memoria desde un punto de vista académico en nuestros inicios, pero sobre todo con un compromiso social. La mayoría de los miembros de la ADHyMP seguimos trabajando en torno a estos temas en nuestro tiempo libre, desde el voluntariado y con mucha ilusión en este proyecto colectivo.

¿Hacia quién van dirigidas las actividades que realizáis?

Las actividades que hemos venido desarrollando, desde el cinefórum por el aniversario del golpe de estado en Argentina, hasta el más reciente homenaje al asesinado músico burgalés Antonio José en la Guerra Civil Española, han estado dirigidas a todo aquel que esté interesado en los objetivos de la asociación. Es decir, la asociación busca ser un foro público de debate en torno a las Derechos Humanos y la Memoria, no sólo para la universidad, sino también para la ciudad e incluso la provincia, como ya pretendimos con la mesa redonda del curso de verano «Conflictos de la Historia, Políticas de Memoria» donde participaron otras asociaciones.

Seguro que hay personas interesadas en ser miembros de vuestra asociación, ¿qué requisitos se necesitan para poder asociarse? ¿Es necesario ser universitario? ¿Tenéis limitación geográfica o está abierta a todo el territorio español?

Los requisitos para ser miembros pasan por realizar la inscripción online en la asociación: contactando con nosotros a través de nuestro mail: dhmemoria@gmail.com o a través de nuestras redes sociales (@DDHHMemoria en Twitter o “Asociación Derechos Humanos y Memoria Pública” en Facebook), y colaborar en la medida de lo posible en la realización de nuestras actividades. No es necesario ser universitario y, en cuanto al ámbito geográfico, quedamos circunscritos a la comunidad de Castilla y León, pero también tenemos miembros fuera de la misma. Buscamos la colaboración de gente de todos los lugares que nos pueda ofrecer nuevas perspectivas.

Los inicios no son fáciles para darse a conocer. ¿Qué acciones estáis emprendiendo?

Consideramos que la difusión de nuestras actividades es clave para reclamar unas políticas públicas de Memoria. Las acciones llevadas a cabo en los últimos meses buscan la participación de un público que va más allá de los miembros de la asociación. Como ya se ha comentado, iniciamos la andadura con un cinefórum sobre Argentina con la película “La Historia Oficial”, una mesa redonda con asociaciones provinciales de Memoria Histórica coordinada por nuestra asociación dentro del Curso de Verano 2016 de la Universidad de Burgos en Medina de Pomar (Burgos), el acto de denuncia pública del golpe de estado de 1936, y el más reciente homenaje a Antonio José en la Casa de Cultura de Gamonal (Burgos). Las redes sociales (Facebook y Twitter) y la prensa local también están resultando útiles para la difusión de nuestros objetivos y para llegar cada vez a más gente.

¿Qué actividades se tiene pensado realizar en adelante?

A corto plazo vamos a presentar uno de nuestros grandes proyectos, que nos ha llevado meses de investigación histórica. Se trata del análisis del callejero de la ciudad de Burgos y el incumplimiento de la Ley 52/2007 o Ley de Memoria Histórica. Podréis seguirlo y participar en nuestras redes sociales.

Por otra parte queremos seguir con la formación de los propios miembros de la asociación con un seminario sobre la realización de entrevistas antropológicas a víctimas, familiares y testigos de estas violaciones de los Derechos Humanos, de la mano de Ignacio Fernández de Mata, Antropólogo Social y Decano de la Facultad de Humanidades de la UBU. Además, estamos organizando una charla-coloquio con el historiador local Isaac Rilova, clave para el estudio de la Guerra Civil en Burgos. Más adelante tendremos a otros dos grandes referentes nacionales en el trabajo de la denominada Memoria Histórica colaborando con nosotros.

¿Por qué crees que es necesario que existan asociaciones de este tipo?

El asociacionismo es fundamental, no sólo dentro de una universidad, sino en una comunidad. Es una muestra del interés que despierta cierto tema y sobre todo del trabajo colectivo y voluntario orientado a unos fines. En nuestro caso, consideramos que ayuda a visibilizar la Memoria local y regional. Nos permite un foro público de debate y también una formación integral y continua de los propios miembros.

 

Conociendo los obstáculos que rodean a la Memoria en España, ¿cuál es para vosotros el mayor problema que existe actualmente?

La falta de políticas públicas de memoria buscando el olvido de la vulneración y violación de los Derechos Humanos dentro y fuera de nuestras fronteras. La historia no se repite pero es necesario conocerla y reconocer, reparar y hacer justicia a las víctimas de conflictos bélicos que aún hoy siguen trabajando por ello sin el apoyo institucional.

¿Qué futuro le espera a la Memoria? ¿Pensáis que en este país va a mejorar el apoyo de instituciones?

Los próximos años podrán seguir en la misma línea que este último lustro a nivel institucional si desde los distintos colectivos no seguimos trabajando para mejorar y presionar en la búsqueda de un cambio. No quiero ser pesimista, pero aún hay mucho trabajo que hacer y un nulo apoyo. El tiempo juega en nuestra contra en algunos aspectos, pero se debe seguir reclamando verdad,  justicia y reparación. Las investigaciones, tanto en nuestro país como en el exterior, siguen poniendo su foco en la Memoria no sólo desde el punto de vista histórico, arqueológico o antropológico, sino también jurídico y patrimonial. Y éstas son líneas que, sin duda, se deben tener en cuenta.

Susana Callizo Fernández

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.