Si ha habido una canción capaz de hacer correr ríos de tinta respecto a su interpretación esa es la de Mr. Tambourine man, tal vez el primer gran éxito de Bob Dylan.

Lo más llamativo de todo tal vez sea que el éxito no le llegó a la canción en la voz del de Minnesota, sino que esta fue el single de debut de la banda de folk-rock The Byrds, hecho que llevo a convertirse en el primer gran éxito de este género en Abril de 1965.

 

Sea como fuere, la letra de la canción no fue el único aspecto de la misma que resultase extraño, su propia estructura ya resulta particular al comenzar con el estribillo.

Respecto a su letra en la película protagonizada por Michelle Pfeiffer “Mentes peligrosas” trataba de engatusar a unos alumnos avocados al fracaso en el gusto por la literatura a partir del estudio de la letra de la canción y el sentido alegórico de la misma; según esta película la canción trataba de hablar sobre drogas en una época en la que no se podía hablar de ellas abiertamente.

Sin embargo, el culpable, al menos en cuanto inspiración, parece ser Bruce Langhorne, guitarrista que tocó para Dylan en sus primeros discos.

Durante una sesión conjunta, el productor Tom Wilson pidió al guitarrista que tocase una gran pandereta que había en el estudio, y según contó el recientemente galardonado con el Nobel, fue la fuente de inspiración para su primer gran éxito.

Letra de Mr. Tambourine man

Inglés

Español
Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey Mr. Tambourine man play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come following youThough I know that evening’s empire
Has returned into sand
Vanished from my hand
Left me blindly here to stand but still not sleeping
My weariness amazes me, I’m branded on my feet
I have no one to meet
And the ancient empty street’s too dead for dreamingHey, Mr. Tambourine man play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come following you

Take me on a trip upon your magic swirling ship
My senses have been stripped
My hands can’t feel to grip
My toes too numb to step
Wait only for my boot heels to be wandering
I’m ready to go anywhere
I’m ready for to fade into my own parade
Cast your dancing spell my way
I promise to go under it

Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come following you

Though you might hear laughing, spinning
Swinging madly across the sun
It’s not aimed at anyone, it’s just escaping, on the run
And but for the sky there are no fences facing
And if you hear vague traces of skipping reels of rhyme
To your tambourine in time
It’s just a ragged clown behind
I wouldn’t pay it any mind
It’s just their shadow you’re seeing that he’s chasing

Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come following you

Then take me disappearing
Through the smoke rings of my mind
Down the foggy ruins of time
Far past the frozen leaves
The haunted, frightened trees, out to the windy beach
Far from the twisted reach of crazy sorrow
Yes, to dance beneath the diamond sky
With one hand waving free
Silhouetted by the sea, circled by the circus sands
With all memory and fate
Driven deep beneath the waves
Let me forget about today until tomorrow

Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
I’m not sleepy and there is no place I’m going to
Hey, Mr. Tambourine man play a song for me
In the jingle jangle morning I’ll come following you

 

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
en la ruidosa mañana vendré siguiéndote

Aunque sé que el imperio de la noche
ha vuelto a la arena,
(se ha) desvanecido de mi mano,
me ha dejado a ciegas aquí, pero todavía no me duermo.
Mi cansancio me asombra, estoy clavado a mis pies,
no tengo a nadie con quien encontrarme,
y la antigua y vacía calle está demasiado muerta para soñar.

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
en la ruidosa mañana vendré siguiéndote.

Llévame en un viaje sobre tu mágico barco
mis sentidos han sido desnudados,
mis manos no pueden sentir (lo suficiente) para agarrarse,
mis dedos de los pies, demasiado entumecidos para andar,
solo espero que los tacones de mis botas deambulen,
estoy listo para ir a cualquier sitio,
estoy listo para desvanecerme en mi propio desfile,
lanza tu hechizo de baile en mi dirección,
prometo que me pondré bajo su influjo.

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
en la ruidosa mañana vendré siguiéndote

Aunque puedas oír reir, dar vueltas,
balancearse locamente al otro lado del sol,
no se dirige a nadie, simplemente está escapando, en fuga.
y como salvo por el cielo no hay vallas que enfrentar,
y si oyes vagas trazas de carretes de rimas saltarinas,
al ritmo de tu pandereta,
es solo un payaso andrajoso detrás de tí,
no le prestaría ninguna atención,
lo que ves es solo sus sombras, que él está persiguiendo.

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
en la ruidosa mañana vendré siguiéndote

Entonces hazme desaparecer
a través de los anillos de humo de mi mente,
bajo las neblinosas ruinas del tiempo,
muy lejos de las hojas congeladas,
los hechizados, asustados árboles, fuera de la ventosa playa
lejos del retorcido alcance de las locas penas.
Sí, bailar bajo el cielo de diamante
con una mano saludando libremente.
Perfilado por el mar, rodeado por las arenas del circo,
con todos los recuerdos y el destino,
conducidos profundo bajo las olas,
déjame que me olvide de hoy hasta mañana.

Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
no tengo sueño y no voy a ninguna parte.
Hey, Señor Pandereta, toca una canción para mí,
en la ruidosa mañana vendré siguiéndote

 

 

Rubén Blasco

 

 

www.pdf24.org    Enviar artículo en formato PDF   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: