Aprovechando que tengo un poco de tiempo, quería comentar un artículo que me pareció interesante por la originalidad y por las posibilidades que muestra para el análisis de fenómenos como la difusión de información en redes sociales, la mutabilidad de la tradición oral en poblaciones o la evolución de las leyendas urbanas.

El artículo es el siguiente y está disponible de forma abierta para cualquiera que quiera echarle un vistazo:

Tehrani JJ (2013) The Phylogeny of Little Red Riding Hood. PLoS ONE 8(11): e78871. doi:10.1371/journal.pone.0078871

Para este trabajo se recogieron una amplia cantidad de cuentos y se categorizaron diferentes variables de cada uno de ellos, creando un ADN de cada cuento. Esta parte me pareció especialmente interesante, ya que muestra un ejemplo real de como poder hacerlo para otro tipo de dominios o historias, y la información adicional está disponible también (cosa que siempre agradezco en los artículos).

Con el «ADN» de cada cuento aplicaron 3 técnicas diferentes de inferencia filogenética para crear árboles de parentesco de cada cuento, con el fin de ver cual era descendiente de cual. Uno de los árboles que obtuvieron como resultado fue este:
Las conclusiones son bastante interesantes. Por un lado, las variantes de «La Caperucita Roja» que contemplan, la de los hermanos Grimm, la de Perrault y el manuscrito latino de Liege aparecen en el árbol como se esperaría que apareciesen.

david

Otra conclusión, entre otras, es que un cuento africano (Ibo) que se sospechaba que no era local, efectivamente aparece en la misma rama que los cuentos europeos (ATU 333) y no en la rama de los africanos. Esto lo explican por migraciones, intercambios comerciales o colonización.

Como ya he comentado, me ha gustado mucho el enfoque y sobre todo la información adicional que os recomiendo echarle un vistazo, en la que crean las cadenas de ADN que servirán para crear los árboles de descendencia.

Como crítica, se podría hablar como decía Boas que un mismo cuento o un mismo esquema narrativo puede aparecer en diferentes partes del mundo de manera independiente. Sin embargo, el área geográfica abarcada son los continentes Africano, Europa y Asia. Los tres han tenido una amplia historia de migraciones,  intercambios culturales y comerciales de manera ininterrumpida (no así el continente americano y Oceanía, por ejemplo), con lo que la tesis del origen multirregional en este caso lo veo menos probable que la influencia, a transmisión o las migraciones.

Como comentaba al comienzo, sería interesante ver como se podría aplicar este tipo de análisis a memes en internet, leyendas urbanas, narraciones de posibles testigos, tradiciones orales contemporáneas, mitos mesiánicos de diferentes religiones, etc.

David de Torres

Autor del blog Notas de un Tecnólogo

Imagen

diarioadn.co

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.