¡Ay, la Universidad Rey Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón, de las Españas, Dos Sicilias, Neopatria, Plutón y el Cosmos restante! Desde hace meses, el tema de los másters, tesis y demás casos fraudulentos de las y los más patriotas de nuestra patria, valga la redundancia, han copado nuestros debates, nuestros memes y nuestras conversaciones más triviales. Huelga decir la creencia de que el nombre de la propia universidad tiene algo que ver, quizás, y que no es sino una especie de justicia poética o prodigio tautológico donde la institución y el sistema, representado por la campechanía y la extrema preparación, reflejan la realidad en el agua de este gran pantano. Sin embargo, pequeñas y pequeños estudiantes, siempre tendréis que aguantar desde las esferas a las que pertenecen aquellos presuntuosos señoritingos, los cuales se autodenominan paladines del sentido común, la democracia y el vellocino de oro, la reproducción de sentencias tales como “¡haber estudiao’” o, por otro lado, el “no has llegado hasta aquí porque no te has esforzado, como yo, que me hice a mí mismo en un garaje”; esto es, un homo novus en toda regla, con sus mecenas personales, su carnet de afiliado al sindicato vertical y/o partido político de turno o con una familia de posición económica entre la clase media-alta y la estratosfera.

Si bien, lo que verdaderamente me llama bastante la atención es hasta el punto en el que el siglo XXI y su cariz posmoderna, donde reina el individualismo más atroz, llena las almas de las y los estudiantes. Percibimos como el verdadero detonante de los testimonios y ganas de luchar que aparecen en los medios de desinformación, cómplices estos últimos de que el panorama estudiantil y laboral sea protagonizado por un desierto de inexistentes marabuntas enfurecidas combatiendo por sus derechos, sea el desprestigio. A saber, el enfoque del problema llevado al territorio personal, al individuo, a la pretensión de llegar al futuro con un currículum incólume, a la supervivencia en un mismo sistema que no cambia, que se perpetúa, y no a la clase ni a las relaciones de poder que existen en nuestra amada institución universitaria, a la verticalidad de la misma, a los políticos, decanos, rectores y catedráticos que conforman la meritocracia, la competición y la lobotomización del apoyo mutuo y del sentimiento colectivo, no sólo de la URJC, sino de todas las demás universidades. El desprestigio como causa de huelga y de ofuscación del cada vez más inerte componente de lucha contra la jerarquización, los favoritismos y, en definitiva, los privilegios a los que sólo unos pocos pueden acceder, todo esto camuflado en el sentimiento de poder alcanzar tus metas en esa carrera del capitalismo afectivo lleno de hermosas frases de autoayuda y ansiolíticos.

Esperemos que no se entienda todo esto como una generalización de la clase estudiantil, ya      que sabemos, muchas veces, lo que se cuece en las aulas, quiénes son las y los “raritos” que se reúnen en bloques críticos y asambleas después de las clases para organizarse al margen de los elementos de poder, los sindicatos de farsantes y los partidos políticos, es decir, de los intereses de las clases privilegiadas. Nos referimos a todas aquellas personas que luchan y que son estigmatizadas por violentas, ya sea por un contenedor ardiendo, por un piquete informativo o por la denuncia de lo que se cuece en la empr…institución más sobrevalorada del sistema educativo y, por excelencia, demiurga de clases medias.

Ahora, siempre podemos poner la guinda al pastel, hacer como que nunca pasa nada y seguir perpetuando las mismas frases exclamativas que recorren a lo ancho y largo de las aulas, los módulos y los campus: “¡Pierdo tiempo con las huelgas porque cuesta mucho dinero!”, “¡quiero continuar con las clases porque, si no, la profe me suspende!” o, la que más me gusta, “¡Viva el Rey!”.

Feliz Jueves

www.pdf24.org    Enviar artículo en formato PDF   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: