Star Wars es la saga por excelencia de la historia del cine, millones de personas y de euros lo avalan. Es por ello por lo que se hace relevante analizar qué cosmovisión nos está transmitiendo esta interesante historia a través del espacio. Todo el mundo se fija en las naves y en los efectos especiales, pero son pocos los que lo hacen en los mensajes de género tan potentes que transmite.

Como en la mayoría de las superproducciones, la historia tiene un trasfondo bastante maniqueista, en el que el bien y el mal se enfrentan en una lucha épica. El atrayente mal (o lado oscuro en este caso) trata de atraer hacia él a la gente y su energía, mientras que lo bueno y correcto trata de sobrevivir.

Tampoco en el tema de las mujeres supone una gran innovación en la historia del cine. Las mujeres (a pesar de tener papeles protagonistas) parecen estar destinas a esperar a que los hombres realicen grandes proezas para arreglar el mundo y devolver el equilibrio a la galaxia. Los personajes del género femenino son los depositarios del mundo sensible y sentimental. Son ellas las más preocupadas por el cuidado y el amor, y estos son los retos que ellas deben superar.

Así mismo, se debe destacar el bajo porcentaje de mujeres que aparecen en la saga. Independientemente del papel que desempeñen, las mujeres están infrarrepresentadas en Star Wars, observamos largos planos de numerosos ejércitos masculinos, secuencias completas en las que no aparece ni una sola mujer y grandes consejos en los que sólo está representado el género masculino.

mujeres-acompnantesEs cierto, que en muchas de las aventuras las mujeres forman parte de la tripulación, pero son meras acompañantes que no toman la iniciativa ni recae sobre ellas la responsabilidad de solucionar la situación. Parece que sus papeles están destinados a ser los de asistentes, aportando al grupo la parte tierna y apoyando a los hombres a que ellos cumplan con sus misiones.

En conclusión, las mujeres siempre han tenido un papel de colaborar desde la sombra y nunca han sido protagonistas, ¡hasta ahora!. La nueva película de la saga, ya en manos de Disney, aporta una de las novedades más impactantes desde el punto de vista del género. Por primera vez es un personaje femenino el que está en el centro de la historia, y son sus decisiones las que suponen el motor de los sucesos. Además, la “fuerza” (hasta ahora característica exclusivamente masculina) habita en Rey, lo que supone un acontecimiento hasta ahora impensable. Eran los hombres, y sólo los hombres, los que parecían poder dar cabida a esta peculiaridad. Queda ver cómo se trata el tema de la fuerza femenina, que de momento sólo ha quedado introducido.

Otro de los asuntos que queda pendiente es el de las mujeres en el lado oscuro. Hasta el momento, la parte del mal, ha estado sólo habitada por personajes masculinos exclusivamente; hace pensar que una propiedad tan potente sólo puede ser soportada en los fuertes hombros de un hombre.rey

Para concluir el análisis, cabe destacar que los papeles “objeto” (bailarinas eróticas, esclavas, sirvientas…) son cubiertos únicamente por el género femenino. Los hombres pueden mostrarse en algún momento como sumisos y doblegados, pero sólo circunstancialmente, siempre en contra de su voluntad y luchando para conseguir cambiarlo.

personajes-objeto

Sería una gran noticia que la nueva trilogía fuera adalid de la igualdad entre hombres y mujeres, y que esa galaxia tan tan lejana nos sirviera de ejemplo al planeta Tierra por haber eliminado la diferenciación de género a la hora de asignar roles a las personas.

Azalí Macías

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.