Quienes hemos nacido al otro lado del atlántico hemos sido testigo de la diversidad de opiniones que ha despertado la ideología socialista o comunista que caracteriza al  régimen cubano.  Desde la llegada al poder de Fidel Castro en 1959, tras la revolución cubana en 1953, Cuba se convirtió en el sueño de muchos líderes latinoamericanos que vieron frustrados sus deseos de instaurar un régimen comunista en sus países, gracias a la vigilancia obsesiva de EE.UU. de cuidar que ningún otro país cometiera semejante afrenta como lo habían hecho los cubanos. Pero también se convirtió en la gran enemiga de occidente, de los países que repudiaban la ideología comunista instaurada en la Unión soviética y que siguieron siendo aliados de EE.UU.

En el año 1961 el presidente Eisenhower rompe las relaciones diplomáticas con Cuba, y se instaura en toda Latinoamérica una “cacería de brujas”, cuyos objetivos iban, desde exterminar a cualquier líder o cabecilla de izquierdas, hasta financiar y apoyar golpes de estado a cualquier país que osara obtener en sus plebiscitos un gobierno socialista.

Mientras tanto Cuba, un año antes, iniciaba relaciones comerciales y diplomáticas con Checoslovaquia, Unión Soviética, China, Corea y Alemania Democrática. El Che Guevara, compañero de Fidel en la gesta de la revolución cubana, tuvo un papel protagónico en la firma de acuerdos entre Cuba y la Unión Soviética, lo que trajo como consecuencia la llamada “crisis de los misiles”, que casi termina en una guerra nuclear, evitada gracias a los acuerdos a los que llegaron el presidente Kennedy y el presidente ruso Nikita Jrushchov. Tras complicados intentos de acuerdos, EE.UU. se comprometió a no invadir Cuba y a retirar los misiles que tenía en Turquía dirigidos a la Unión Soviética y Rusia se comprometió a retirar los misiles cubanos y no atacar a EE.UU.

katia 2

A pkatia 1artir de ese momento Cuba pasó a depender de la Unión Soviética y sufrió el aislamiento del resto de países latinoamericanos. Participó en distintas guerras, apoyadas por el régimen soviético, en Asia (Yemen y Siria), África (Angola, Etiopia, El Congo, Zaire, Guinea-Bisáu, República Árabe Saharaui Democrática) y ofreció apoyo económico y logístico a diversos países centroamericanos que luchaban contra regímenes opresores apoyados por EE.UU.[1]

katia 3Pero Cuba no contaba con una base económica lo suficientemente fuerte, ya que antes de la revolución había sufrido la corrupción y mal manejo de los distintos gobiernos como los de Machado, Batista, Grau San Martín, Prio Socarrás, entre otros,  que oprimían a la nación cubana, gobernaban para la oligarquía y se aliaban a EE.UU. Este había intervenido varias veces a Cuba: en el año 1898, en el año 1906, en los años 1912 y 1933, y el último intento en el año 1961 en Bahía Cochinos, intento que Fidel Castro frustró en menos de 72 horas[2]. EE.UU. se había beneficiado  de las plantaciones de azúcar, café, cacao, se apropió de tierras que luego vendió a empresas privadas norteamericanas y se hizo con el derecho de explotación de minas de oro, cobre y otros minerales de Cuba, todo esto unido al embargo impuesto por EE.UU., tras la ruptura de relaciones, hicieron que la economía cubana no fuera de las más sólidas a la llegada del régimen castrista.

El establecimiento de relaciones con la Unión Soviética (y los países del bloque comunista) le generaba a la nación cubana unos ingresos de 5 mil millones de dólares, cuya ayuda se hacía en forma de exportaciones para el mercado del azúcar, la venta de petróleo barato, la formación de profesionales en todos los ámbitos que garantizaba una educación básica, de formación profesional o universitaria de mayor calidad que el resto de los países de la zona. Sin embargo, esto hacía que Cuba fuera dependiente económicamente de la Unión Soviética, que a cambio, garantizaba a sus países la exportación de productos agrícolas, minerales y la presencia y posible expansión de su ideología en los demás países de Latinoamérica.  Una vez que cae el bloque soviético y Cuba deja de recibir las ayudas económicas de las que dependía, su economía sufre un fuerte colapso, las condiciones de vida del pueblo cubano empeoran y hay una oleada de inmigrantes cubanos que buscan refugio en EE.UU.katia 4

No se puede hablar de una situación privilegiada del pueblo cubano, en ninguna de las circunstancias por las que ha atravesado. Si bien es cierto que el régimen socialista cubano instauró reformas agrarias, se ocupó de las expropiaciones de tierra de los latifundistas y los oligarcas, de la nacionalización de las empresas en manos de los norteamericanos,  facilitó una educación, sanidad, y desarrollo de los deportes y las artes de una calidad superior en Cuba, también los es que la nación cubana se ha visto reprimida políticamente (con un único partido y sin derecho a elecciones), obligada a que sus ciudadanos sólo visitaran y se hicieran intercambios profesionales con países  del bloque socialista (inicialmente, luego ha habido una mayor apertura en todos los sentidos) y con unas políticas represivas que negaban la libre expresión a sus ciudadanos. La actitud asistencialista de los países del bloque socialista fomentaba una dependencia económica de la nación cubana que le impedía desarrollar una mayor agencia o autogestión de sus recursos, lo que luego podría haber evitado a la población sufrir la mayor de las crisis en su economía tras la caída del bloque soviético. Sin contar con que a pesar de considerarse un régimen “democrático” y socialista, el régimen castrista se ha prolongado por más de 50 años, incluyendo el traspaso de mandos hecho a Raúl Castro (hermano de Fidel Castro) en el año 2006 y su elección desde el Parlamento como presidente en el año 2008, tras la renuncia definitiva de Fidel Castro. Este traspaso de mando ha sido tachado desde muchos sectores como “hereditario y antidemocrático” ya que  no se ha hecho desde el consenso, ni mucho menos el ejercicio democrático de unas elecciones que daría voz  y voto al pueblo cubano.

La constitución cubana reformada en 2002 establece que “cuba es un Estado socialista” irrevocablemente e impide que se realicen modificaciones del régimen socioeconómico. El artículo 5 de esta constitución establece que: El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”.[3]

Esto no quiere decir que el régimen capitalista, al que anteriormente estuvo sometido el pueblo cubano fuera mejor que el actual, ni mucho menos, pero tal como lo expresa Ted C. Lewellen, (refiriéndose a Scott) “las rebeliones violentas y la resistencia cotidiana raramente conducen a  cambios estructurales que den poder a las clases marginales. De vez en cuando una revolución popular violenta tendrá éxito, pero aún así probablemente dará lugar a un tipo de opresión diferente”. (Lewellen 2003:177). Aunque para Lewellen “la mayoría de sublevaciones fracasan”[4], terminan en pocos cambios y los oprimidos mucho peor que antes. También reconoce que en éstas existe un poder real, muchas veces oculto o “inactivo” que los gobernantes deberían tomar en cuenta y temer.

katia 5A pesar de los puntos en su contra, el régimen castrista ha sobrevivido a la crisis económica provocada por la caída del bloque soviético, ha reanudado las relaciones con todos los países de Latinoamérica y Centroamérica, saliendo del aislamiento político que propiciara la política estadounidense durante la guerra fría. Mantiene buenas relaciones políticas con China, Rusia, Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, España, entre otros; mantiene intercambios profesionales con países de todo el mundo (enviando médicos, medicinas y profesionales de diversos ámbitos a  países del mundo entero); ha exportado su plan de alfabetización “Yo puedo” a distintos países de Latinoamérica; pertenece a diversas organizaciones (como ALBA), que la convierte en socio comercial y cooperativo de países como Bolivia, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas y Honduras. Ha realizado reformas económicas que permiten más viajes turísticos al exterior, la compra por parte de los ciudadanos de bienes e inmuebles, una mayor autonomía a las empresas estatales, el impulso de las inversiones en el extranjero, la katia 6entrada de remesas desde EE.UU. por parte de los familiares en el exilio, un mayor impulso al turismo, etc. Medidas que han posibilitado el sostenimiento y desarrollo de la deteriorada economía cubana, y lo más reciente, el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y EE.UU., que tal vez pueda significar la retirada del embargo económico impuesto por esta potencia. Pero sigue haciendo falta una mayor apertura hacia una democratización del sistema político, el surgimiento y reconocimiento de otros partidos políticos, la libertad de expresión, el establecimiento de un plebiscito que formule propuestas de cambios en la actual constitución y la plena autonomía del pueblo a elegir democráticamente sus gobernantes. Todo ello sin la ingerencia de potencias extranjeras, ni el manejo de los recursos y la economía local.

En conclusión, el pueblo cubano ha estado siempre manejado desde los hilos del poder de diferentes potencias que han decidido el destino de la nación cubana. Desde ideologías opuestas el pueblo ha tenido que danzar al son de la potencia de turno, unas veces rebelándose y otras sometiéndose, sin poder real de decisión, ni libertad para expresarse u oponerse al opresor. Es el pueblo cubano quien debe decidir las riendas de su futuro político, sin dejarse presionar por intereses externos (o internos) y haciendo valer el verdadero poder que el pueblo tiene sobre los gobernantes, sobre su economía y sobre su decisiones políticas.

 

 

                                                                                              Kattya Núñez Castillo

Referencias

http://www.nbcnews.com/news/latino/exiles-america-soften-stance-cuba-ties-n44121

http://www.frontpress.ro/2011/10/ministrul-de-externe-al-rusiei-“fidel-castro-este-unul-dintre-cei-mai-competenti-sefi-de-stat-din-istorie”.html

http://es.slideshare.net/delejavi/las-relaciones-entre-cuba-y-eeuu-1898-1959-7250063

http://revistapolemica.wordpress.com/2013/09/06/cuba-el-dulce-encanto-de-la-dictadura/

http://weallbe.blogspot.com.es/2009/04/fidel-castro-obama-misinterpreted-rauls.html

http://www.webislam.com/articulos/64697hacia_el_final_del_bloqueo_de_eeuu_contra_cuba.html

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Cuba

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Intervenciones_militares_estadounidenses_en_Cuba

 

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Cuba

[4] ver Lewllen, T. C. (2003), Introducción a la Antropología Política. Bella Terra, S.L. Barcelona. pp. 176-177.

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.