Desde el mapa político que han dibujado los resultados de las elecciones generales del 20D, parece cuanto menos confuso, cuanto más imposible, la tarea de formar un gobierno viable. Después de la “espantá” del grupo que “ganó” (léase PP), la tarea ha recaído en los segundos más votados, léase PSOE.

La democracia representativa, en tanto sistema de representación cultural- si seguimos a Spencer- es poderoso, por cuanto naturaliza el “juego político” representativo y parlamentario, no ya como uno más entre los posibles, sino como el único “civilizado”, es decir, lo único que podemos hacer. Este sistema cultural, con anclaje histórico y político concretos, nos “exige” subordinar los intereses -legítimos por otra parte- de los diversos grupos representados, al llamado “interés general”. Aquí surgen evidentemente los primeros conflictos; no es ni remotamente lo mismo- por mucho ruido mediado y mediático de fondo- defender o representar los intereses de los grandes bancos o corporaciones del IBEX35, que de los miles de desahuciados- por poner un ejemplo vigente-. Así pueden seguir ejemplos de violencia de género o defensa de “delitos intrafamiliares”, oposición a tratados denigrantes entre Europa y empresas multinacionales (TTIP, etc) postura de defensa del histórico derecho de asilo europeo y el acuerdo de devoluciones en caliente recientemente firmado con el “policía de fronteras” turco… y un largo etc.-

¿Entonces, de donde surge este reclamo de “colaboración, unidad” “bien común”?

Para intentar contestar esta cuestión debemos tomar una cierta distancia- prolegómeno básico del reflexionar antropológico- e intentar ver desde donde habla cada actor político. Las lecturas que de este punto se hacen desde el modelo de elección racional, con su “teoría de juegos”, nos dicen que llegamos al llamado equilibrio de Nash, cuando cada actor, en una estrategia colaborativa, percibe que ningún otro movimiento/postura, tanto suyo como del resto de actores, puede proporcionar mejores resultados. Así el equilibrio se convierte en mejor apuesta. Desde la ciencia social, se replica a este modelo matemático el excesivo hincapié en una racionalidad reducida, como es la que resulta de maximizar medios/fines. Otros tipos de racionalidad- expresiva, instrumental, etc- amplían el campo de acción de éste “homo economicista”, tan apegado a los medios fines de la sociedad capitalista.

Desde la ciencia política y la economía política, se “leen” los sujetos políticos desde una base material/simbólica. Aquí aparecen muchos matices, que nos van dando pistas del proceso de construcción de ese “significante” que es el ideal democrático. La construcción del contenido de esa “idea” pasa por la lucha de clases- para los más clásicos- por la lucha de sectores intra clases, por intereses e ideales contrapuestos, etc, como también por luchas que tienen por objetivo el control del capital simbólico de un espacio determinado del espectro político. Es en este espacio donde se podrían inscribir las luchas por la hegemonía de la “izquierda” que escenifican PSOE y los nuevos actores representados por Podemos y sus diversas confluencias.

Una vez leída la realidad política, vemos que conforme elijamos unas “lentes” u otras, así se verá el campo de las acciones políticas. Así se puede empezar a entender que ese ideal del “bien común” por encima de cualquier consideración, se vuelve humo y nos quedan las luchas de los diferentes actores/sectores, legítimas y sobre todo legitimadas por el voto de la ciudadanía.

En este escenario así dibujado, parece difícil que fuerzas que responden a intereses tan disimiles puedan anteponer acuerdos a intereses particulares, precisamente porqué su sino son los intereses particulares. Si consideramos la lucha política como lucha por el reconocimiento de la diversidad, debemos tener claro que en este proceso de reconocimiento, no solo hay negociaciones sino también lucha. Así que, nos vemos en junio.

Beatriz Lamas Pereyra

Referencias

Interesante explicación de la teoría de juegos, en BBC mundo http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/02/150220_teoria_de_juegos_que_es_finde_dv

Se pueden consultar gráficos de los resultados electorales aquí: http://elpais.com/elpais/2015/12/20/media/1450594744_312762.html?rel=mas consulta realizada el 17/03/2016.

La democracia como sistema cultural, disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=969165

La teoría de juegos aplicada al análisis político: http://politica.elpais.com/politica/2016/02/23/actualidad/1456185818_901311.html

Las fotos pertenecen a este sitio web, http://www.inmagine.com/ fotos libres de derechos de autor.

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.