Antes de que pasen muchas generaciones, nuestras máquinas serán impulsadas por un poder obtenido en cualquier punto del universo”

Nikola Tesla

 

En la medianoche del 10 de Julio de 1856 en Smiljan (hoy Croacia) estaba cayendo una tormenta eléctrica de las que quedan en la memoria de los que la viven. La partera le daba el recién nacido a Duka y le decía “Este niño va a ser un hijo de la oscuridad”, a lo que respondió la madre de la criatura “No. Él será un hijo de la luz”.

Aquella mujer que acababa de ser madre nunca aprendería a leer, sin embargo era capaz de recordar de memoria numerosos poemas épicos serbios. A ello se suma la fama que tenía como fabricante de herramientas artesanales caseras. Su marido, Milutin, era un sacerdote de la iglesia ortodoxa serbia.

Acababa de nacer Nikola Tesla.

Sin embargo desde bien pronto Nikola comenzó a sufrir crisis mediante las cuales haces de luz cegadores se presentaban ante sus ojos, muy a menudo acompañados de alucinaciones. Estos ataques a veces iban desencadenados por una palabra o idea que le rondaba en la cabeza. Con pensar en un objeto era capaz de visualizarlo de modo realista con una precisión casi extrema, de ahí que nunca a lo largo de su vida hiciera esquemas; todo era concebido en su mente con pasmosa exactitud.

Esta mente tan visual le llevó a desarrollar una memoria fotográfica que le permitía pasar el día leyendo libros y memorizando obras completas, en este sentido experimentó momentos detallados de inspiración.

Se cuenta que en una ocasión se despertó a mitad de la noche soñando que su madre había muerto, “y yo supe que eso, simplemente, había sucedido”.

Los primeros pasos

En 1875 inició estudios en la universidad de Graz, donde estudiaría los usos de la corriente alterna. Mientras que él afirmó que consiguió recibir la licenciatura, la universidad siempre declaró que no recibió ningún grado y no pasó del segundo semestre del tercer año.

Tres años más tarde no sólo deja la ciudad si no que corta toda relación con su familia. Sus amigos llegaron a pensar que se había ahogado en el río Mura. Pero se había ido a Maribor (hoy Eslovenia), donde obtuvo su primer empleo como ayudante de ingeniería durante un año, periodo en el cual sufriría una crisis nerviosa.

En 1880 comienza a acudir a la Universidad Carolina, en Praga, ante la insistencia de su padre, pero tras el fallecimiento de este, Nikola abandona las clases habiendo completado tan solo un curso y marcha a Budapest donde comienza a trabajar en telégrafos. Allí conocería a Petrovic y juntos desarrollarían turbinas gemelas para generar energía continua. Además de eso desarrolló un repetidor telefónico, el cual pudo ser el primer altavoz de la historia.

Pero Nikola nunca permanecía aquellos primeros años demasiado tiempo en un mismo sitio por lo que marcharía a Francia dos años después para empezar a trabajar en una de las compañías de Edison. Durante este periodo concibe el motor de inducción y el campo magnético rotativo.

Este empleo le llevaría a Estados Unidos con 28 años y una carta de recomendación en el bolsillo dirigida a Edison en la que se decía: “conozco a dos granhacedores.com (Bobina de Tesla)des hombres; usted es uno de ellos, el otro es este joven”.

Entra en la compañía y se le ofrece incluso la tarea de rediseñar los generadores de corriente continua. Pero pronto se siente defraudado con el dueño de la compañía que tras prometerle un pago desorbitado por llevar a cabo esta tarea no le fue dado con la respuesta: “usted no entiende nuestro humor americano”. Abandonó la compañía de inmediato.

Ante la necesidad de trabajo en suelo americano llegó a, paradojas de la vida, cavar zanjas para la compañía de Edison hasta que consiguió fundar su propia compañía, de la que no tarda en ser relevado por los propios inversores. Lo que le lleva a ejercer como obrero de la construcción en Nueva York hasta que, al año siguiente, desarrolla el primer motor de inducción sin escobillas.

Este sería el inicio de una actividad frenética, dando con el principio de la bobina de Tesla y utilizando su propio tubo de vacío para investigar lo que más adelante sería conocido como Rayos X. Sin embargo, no tardó tampoco en descubrir los peligros de este trabajo.

Americano de pleno derecho

En 1891, con 35 años, se convertía en ciudadano de EEUU. En esta época abandonaría su religión ortodoxa para ser influenciado por la filosofía védica y las enseñanzas de Swami Vivekananda. Tras su exposición a estas enseñanzas comenzaría a usar términos en sanscrito para nombrar algunos de sus conceptos fundamentales referentes a la materia y a la energía y mostró públicamente su simpatía por el catolicismo y el budismo.

Sin embargo no mucho tiempo después (1895) comenzaría a desarrollar un conjunto de inventos sobre la licuefacción del aire, pero justo antes de finalizarlo y patentar cualquier aplicación un incendio en su laboratorio daría al traste con todo el trabajo además de destruir todo el equipo, modelos e invenciones.

Poco después en Alemania, Carl von Linde presentaría una patente de la aplicación de ese mismo proceso

Polémicas y litigios

La primera gran guerra que tuvo que disputar Tesla fue contra Marconi, con la trasmisión de radio de protagonista. Cuando Marconi intentaba registrar la patente de su invento en un primer momento no lo consiguió debido a que se consideraba una copia de la que había realizado Tesla. Esto llevó a un litigio hasta que la Corte Suprema de los Estados Unidos concluyó a favor de Tesla. Sin embargo, la mayoría de los libros aún hoy día siguen atribuyendo a Marconi la invención de la radio… y el premio Nobel de física de 1909 le sería dado a este mismo y por los mismos motivos que se mencionan en los libros, invento que Tesla había realizado 15 años antes.

Por otra parte Tesla se había empeñado en mostrar la superioridad de la corriente alterna sobre la corriente continua de Edison en la que se llamó “la guerra de las corrientes”. Esto le llevó a realizar una demostración pública en Chicago, demostrando esa superioridad.

Durante este enfrentamiento el hombre que había empleado Edison para investigar la electrocución, Harold P.Brown desarrollaría la silla eléctrica.

La prensa comenzó a publicar que Tesla y Edison compartirían el premio Nobel de 1915, pero pronto este comenzaría a minimizar los logros de Tesla y afirmó que en caso de tener que compartirlo con él, se negaría. Debido a esta polémico no fue ni para el uno, ni para el otro.

En cuanto a la transmisión sin hilos, realizó trabajos mucho más avanzados que lo otros pioneros (Hertz y Marconi)

Hacia el final de una vida

wikipedia.org. (Colocar en Hacia el final de una vida)

Finalmente Tesla llevó su centro de operaciones a Colorado Springs, donde comenzó a observar señales inusuales que creyó podían deberse a señales extraterrestres. Fue cuando mencionó que sus invenciones “podrían ser usadas para hablar con otros planetas”, por lo que inventó lo que él llamó el “Teslascopio”.

Al morir el 7 de Enero de 1943, el gobierno de EEUU intervino todos los documentos de su despacho en los que estaban sus estudios e investigaciones. Años más tarde, la familia Tesla y la embajada yugoslava lograrían recuperar parte de este material.

Rubén Blasco

Referencias

Nikola Tesla. El genio al que robaron la luz de Margaret Cheney

Wikipedia

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.