imagen introHoy desde Anthropologies tenemos el lujo de entrevistar a unos de los ilustradores con más relevancia de nuestro país, Iván Solbes, que además nos ha demostrado que la vida está llena de contradicciones y que precisamente eso es lo que la hace interesante.

Cuéntanos Iván, ¿cuáles son los disparadores de tus ideas? ¿Qué cosas te hacen ponerte manos a la obra para crear? 

Depende del tipo de trabajo. Si es un encargo como un cartel, ilustrar un artículo o cualquier trabajo publicitario los disparadores son los límites que me impone el encargo en sí. Los disparadores y los límites. En un “dibujo libre” es todo más complicado porque se puede dibujar cualquier cosa, no hay límites. En este caso es complicado encontrar algo que te motive, te centre y te apasione. Pero todo es ponerse y al final el trabajo te da las preguntas y las respuestas a todo.

Una vez que algo te ha conmovido, ¿de qué maneras comienzas a plantearlas en el papel? ¿Sigues un método concreto o las musas salen solas para guiarte?

Todo es ponerse. Si hay entusiasmo hay ritmo y avances y el propio dibujo te dice por dónde hay que ir. Yo a veces cuando un cliente me pregunta qué voy a hacer o cómo va a quedar le respondo que ni idea, que yo no puedo predecir algo que yo no decido.

Pero aparte de la inspiración, en este mundo todos trabajamos por dinero. ¿Cómo trabajas una idea cuando el trabajo es un encargo? ¿El proceso es el mismo o la obligación modifica la forma de tratarlo?

Exactamente igual que si fuera un “dibujo libre”. Eso sí, ciñéndome al marco del encargo.

¿Qué lugar ocupa el humor en tu trabajo? Personalmente creo que es una de las características que lo hace especial, pero ¿cómo lo ves tú? 

Depende del tipo de trabajo que haga pero sí. El humor, la ironía y el sarcasmo vienen bien para sacar la mala leche acumulada. Además vivimos una época con exceso de buenismo y de lo políticamente correcto y muchas veces echas de menos alguien que de un poco de guerra.

imagen 1

¿Qué tipo de ideas se pueden expresar mejor con el humor? ¿Hay algún tema en el que el humor sobre? 

En mi caso lo he usado para meter caña en temas políticos y de actualidad. Una forma de desahogarme tras ver telediarios o leer las noticias. Pero se puede usar en cualquier ámbito, eso sí.

imagen 2

En tus obras hemos visto que el texto es casi tan importante como el dibujo ¿Cómo surge la necesidad de utilizar la palabra? 

Depende a qué serie o trabajo te refieras. Hay muchas ilustraciones que no se sostienen si no están relacionadas con un texto. De hecho el término ilustración viene de eso mismo, de explicar con imágenes un texto.

Tus trabajos publicitarios suelen tener como lugar de exposición la calle, eso le da un carácter especial y cercano ¿te sientes cómodo con ello? ¿prefieres al público especializado que decide ir a ver una exposición o el gran público en general?

Ambos ámbitos me gustan por igual, el primero lo he experimentado más veces porque la mayor parte de mi trabajo es para publicidad o prensa y algunas veces con gran difusión. Es divertido ir por la calle y ver a las personas cómo reaccionan frente a tus dibujos. O ir a casa de alguien y ver un dibujo tuyo recortado de un periódico o revista y pegado en la pared a modo de adorno. El mundo expos lo tengo muy poco trillado, la verdad. Prefiero salir a la calle, las reacciones son más sinceras. En el mundo del arte todo es bueno siempre.

imagen 3

¿Qué importancia tiene el hecho de que tu trabajo sea parte del mundo cotidiano de la gente? ¿De qué manera influye en la vida de la gente el arte publicitario?

Importante en sí no lo es, es más lo curioso de ver tus dibujos en la calle, en una marquesina, en una lona, en un periódico o revista o en el telediario y el efecto que hacen. A mí me ha escrito gente que leyó el periódico el mismo día que aparecía un dibujo mío y que quería contarme que le había gustado. O el autor del artículo que ilustraba para felicitarme porque veía un dibujo que tenía mucho que ver con la idea que él quería trasmitir. Provoca gran diversidad de reacciones y alguna vez te enteras de alguna de ellas. Tampoco es una gran influencia en la vida de la gente pero si está bien hecho se convierte en una pequeña pildorita de felicidad.

¿Qué tipo de feedback recibes de tus trabajos públicos?

Normalmente bueno. La gente a la que no le gusta no se molesta en escribirme para decírmelo.

¿Con qué criterios artísticos encaras una campaña publicitaria? ¿Es más importante cumplir con el cliente o con la estética y el arte? 

Con la estética y el arte, claro está. Ante todo la belleza porque lo bello vende. Luego llega el cliente, se carga el dibujo de varias semanas de trabajo y para mañana una nueva propuesta.

Evidentemente, el arte ha tenido y tiene una gran influencia en la transformación social. ¿Crees que cada vez menos o que está creciendo?

Pienso que el arte más que transformar es cronista de los tiempos durante los cuales transcurre, algunos de ellos de transformación. No creo que un cuadro o un dibujo haga cambiar de opinión a nadie. ¡Ojalá…! el mundo estaría mejor. Pero sí dejan testimonio de cómo era la época en la que fueron pintados.

Para terminar, no podíamos no preguntarte por Marx siendo una revista de antropología. Al igual que él, mucha de tu obra está centrada en las contradicciones, ¿crees que las contradicciones nos ayudan a avanzar? ¿qué suponen los retos interesantes de nuestras vidas?

Ser conscientes de ellas y vivir conociéndolas. Todos las tenemos y hay que aprender a convivir con las contradicciones y no esconderlas. Supongo que algo así nos ayudará a ser mejores.

Muchísimas gracias por dedicarnos este ratito y por contestar a nuestras preguntas. Desde Anthropologies nos declaramos fans oficiales de tu obra y quedamos a la espera de cualquier otro contacto que nos permitas que hagamos.

 

Fernando Blasco y Azalí Macías

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.