Hoy se celebra el día mundial de la igualdad salarial de hombres y mujeres. Simplemente que exista este día en el calendario es una noticia triste.

A pesar de que en todos los países de Europa la diferencia de sueldos por razones de género es ilegal, de hecho, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966 recoge en su artículo 7 la igualdad salarial. A pesar de ello, sigue habiendo numerosos ejemplos de que esta ley no está siendo cumplida, por ejemplo, en España, las mujeres cobran al año un 22% de media menos que los hombres y tienen que trabajar un mes y 22 días más para ganar lo mismo, según datos de organizaciones sociales y sindicales.

Hace muchas décadas que las mujeres vienen demostrando sus capacidades, siempre que han tenido la oportunidad han puesto de manifiesto que están a la altura de cualquier tarea, va siendo hora que las recompensas (económicas, sociales, emocionales…) estén a la altura de sus esfuerzos.

“Feliz” Lunes

Anthropologies

   Send article as PDF   
anthropologies

Un comentario sobre “22 de Febrero: Día por la Igualdad Salarial de Hombres y Mujeres”

  1. Ciertamente todavía estamos alejados de la igualdad que deseamos. Pero no debemos manipular los datos ni siquiera a favor de causa tan justa. Que el salario medio de las mujeres sea menor que el de los hombres no implica necesariamente que haciendo el mismo trabajo cobren menos. Los hombres tienden a arriesgar más y son más competitivos, eso hace que entre los trabajos mejor pagados haya mayoría de hombres, lo que eleva la media. Que las medias sean distintas no habla necesariamente de que haya diferencias de sueldo por género para el mismo trabajo.

    Hay estudios que demuestran que a las mujeres jóvenes les cuesta encontrar trabajo por el «riesgo» (para la empresa) de una posible maternidad y la consecuente baja. Es obvio que esto lleva a que las mujeres se vean forzadas a aceptar trabajos menos deseados mientras los mejores trabajos se los llevan los hombres. Lo que a su vez da acceso a cada vez mejores trabajos a los hombres por su mejor currículo y no tanto a las mujeres. Pero eso no quiere decir que los hombres ganen más por el mismo trabajo sino que tienen trabajos mejor pagados.

    Para poder probar esa brecha salarial haría falta recurrir a ejemplos particulares dentro de las mismas empresas. Soy consciente de que es más complicado encontrar casos particulares que usar medidas generales pero eso es lo que debemos hacer. Denunciemos siempre que veamos un caso en el que dos personas haciendo el mismo trabajo cobren distinto (independientemente de si difieren en el sexo), que esos casos salgan a la luz es la única forma de representar la realidad, y no los datos estadísticos mal usados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.