1.- EL HOLOCAUSTO NAZI (1933-1945)

El Holocausto, denominado Shoah en hebreo, constituyó el intento nazi de exterminar a todos los judíos, considerados como miembros de un grupo racial único y no como personas de distintas nacionalidades que profesan una misma fe. El antisemitismo racista era uno de los fundamentos esenciales de la ideología nacionalsocialista, según la cual no había lugar para los judíos en la sociedad humana.

Tras el ascenso de Hitler al poder en enero de 1933 como Canciller de Alemania, la implementación de la ideología antisemita racista se oficializó y se convirtió en instrumento de Estado en el III Reich debido a la posición política de la Alemania nazi dentro de la comunidad internacional, a consideraciones económicas y a la aceptación en el seno de la sociedad de la Europa ocupada. La judía fue catalogada como raza inferior y peligrosa. Se calcula que durante el Holocausto perdieron la vida más de seis millones de judíos.

En el momento de comenzar las persecuciones había censados alrededor de 500.000 judíos en Alemania, el 0,8 % de la población, y la mayoría de ellos se consideraban completamente alemanes, vinculados al modo de vida del país a través de la lengua y la cultura. La política antijudía se manifestó tanto mediante medidas de corte legal destinadas a eliminar a los judíos de la sociedad y de la vida pública, privándoles de sus derechos civiles y abocándoles a la ruina económica, como mediante campañas calumniosas, provocaciones y violencia en cada ámbito de su vida para forzarles a abandonar Alemania.

marta 1En abril de 1933 apareció la Ley de Restablecimiento del Servicio Civil y Profesional, que se tradujo en expulsar a todos los judíos que ocupaban cargos públicos o que estaban en las fuerzas armadas. La anulación de la igualdad jurídica y civil supuso la desposesión económica, el aislamiento social y la expulsión de la vida cultural. En ese mismo año comenzó a funcionar el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, para encerrar a todo aquel considerado enemigo del régimen, y que se convirtió en modelo a partir del cual el sistema nazi diseñó el resto de campos de concentración. En pocos meses se liquidó la democracia y Alemania se convirtió en un estado controlado, centralizado y unipartidario. Posteriormente, en septiembre de 1935, se promulgan otras leyes y decretos que convierten abiertamente a los judíos en ciudadanos de segunda clase.

El año 1938 fue crucial en la política antijudía del régimen nazi ya que se intensificó el expansionismo alemán y se aceleraron los prolegómenos bélicos. En octubre de 1938 se canceló la vigencia de los pasaportes judíos y se marcaron con una J (de “judío”) aquellos pasaportes de los que emprendían una emigración forzada pero dificultada por todo tipo de trabas administrativas tanto por parte de Alemania como por parte de los países de destino. En ese momento también se promulgó la obligación de agregar los nombres de “Israel” a los judíos y “Sara” a las judías al nombre propio en caso de no tener un nombre típico judío para poder ser fácilmente identificados. Fue determinante la madrugada del 9 al 10 de noviembre de ese año 1938, conocida como “Noche de los Cristales Rotos” en la que, como represalia al asesinato de un diplomático en París a manos de un judío que protestaba por la situación en la que se encontraban, aconteció el más brutal asalto contra los judíos, sus propiedades y las sinagogas. Esa noche multitud de judíos fueron asesinados y otros tantos fueron detenidos y deportados en masa a campos de concentración.

En septiembre de 1939 Alemania ocupó Polonia, estalló la Segunda Guerra Mundial y comenzó la etapa más agresiva de la política antijudía. En la zona polaca ocupada existían aproximadamente dos millones de judíos. Al ser época de guerra los alemanes se desprendieron de las pocas consideraciones políticas y morales que les quedaban ya que en ese momento no era importante tener en cuenta a la opinión pública, por lo que asesinaron y encarcelaron masivamente a judíos pertenecientes a élites políticas e intelectuales del pueblo polaco, tratando de convertirles en esclavos al servicio de la raza superior. Los judíos que habitaban en pueblos y aldeas fueron trasladados forzosamente a zonas aisladas en ciudades más grandes, constituyendo los primeros guetos. Se ordenó además la formación de “consejos judíos” encargados de ejecutar los edictos emitidos por las autoridades nazis (realización de registros en los que se censaba la mano de obra judía para obligarla a trabajos forzados, confiscación de sus bienes, anulación de sus medios de subsistencia y obligatoriedad de ser marcados con la estrella de David como distintivo especial). En esta etapa se aterrorizó a la población mediante vejaciones, humillaciones, golpes, ejecuciones públicas, secuestros e incendios de sinagogas y de edificios con sus ocupantes en el interior.

Tras la ocupación polaca Alemania consiguió expandirse y apoderarse de la mayor parte de Europa. Al término de la exitosa campaña militar se amplió aún más el control alemán sobre los judíos de los territorios ocupados. Se expoliaron los bienes pertenecientes a los judíos, a los que se les expulsó de la vida económica de los países ocupados, por lo que inmuebles, fábricas, tiendas, talleres, obras de arte y riquezas culturales fueron confiscados por orden de las autoridades nazis.

 1389.5 Holocaust ASe constituyeron más de 1000 guetos en Europa oriental. En el centro y sur del continente se erigieron muchos menos ya que el antisemitismo en Europa occidental no tenía la misma intensidad y popularidad que en los países del este. Los guetos encerraban y aislaban a los judíos en las zonas más pobres y descuidadas de las ciudades, en terribles condiciones de hacinamiento, sin agua corriente ni electricidad ni instalaciones sanitarias básicas, tras vallas y muros que debían construir ellos mismos. La falta de higiene, las insuficientes raciones de comida y los trabajos forzados conducían a epidemias y a una tasa de mortalidad masiva. El trabajo productivo al servicio de los nazis se constituía como la única esperanza para la supervivencia, pero los guetos fueron únicamente lugar de transición en la tarea de exterminio, desde dónde se deportaba a los judíos a los campos de concentración.

La invasión de la Unión Soviética por los alemanes en 1941 fue considerada por Hitler como la realización de su programa de conquista del espacio vital para la raza alemana y la oportunidad de destruir al odiado régimen bolchevique. Tras la visita de Heinrich Himmler al frente se hizo evidente que con las expulsiones no era suficiente, no era viable una solución territorial  al problema judío, por lo que se iniciaron fusilamientos masivos en las zonas de Rumanía, Lituania, Ucrania, Bielorrusia, Letonia y Estonia. Las masacres tenían lugar en edificios vacíos cerca de las casas de las víctimas, y en bosques y hondonadas, donde las fosas comunes se habían preparado con anticipación. Asesinaban no sólo a varones adultos sino también a mujeres y a niños, ya que no servían como fuerza laboral y eran consumidores inútiles de alimentos.

En enero de 1942 se convocó en el suburbio berlinés de Wannsee una reunión importante en la que participaron altos funcionarios del Reich alemán con el propósito de coordinar los métodos de exterminio masivo que se usarían para llegar a la “solución final del problema judío en Europa”, creando una amplia red de campos de exterminio. Se adoptó la idea de utilizar cámaras de gas, modelo ya conocido y usado entre los años 1939 y 1941 en el “Programa de Eutanasia” en el que se asesinaron a decenas de miles de discapacitados y enfermos mentales. La experiencia se trasladó a los campos de exterminio. El primer asesinato en masa con gas fue a prisioneros de guerra soviéticos en Auschwitz. El método consistía en inyectar un pesticida letal, el gas cianhídrico (Zyklon B) en un recinto cerrado herméticamente, con el resultado de muerte en corto tiempo.

Para implementar los asesinatos sistemáticos del programa de la “solución final” se obligaba a los judíos a concentrarse en las cercanías de alguna estación de tren y desde allí se les deportaba a los campos de exterminio en trayectos cuya duración y pésimas condiciones causaban numerosas víctimas mortales ya antes de llegar a los campos. Los vagones del tren eran de carga, cerrados herméticamente sin ventilación ni instalaciones sanitarias ni agua. Cuando los deportados llegaban a los campos de exterminio se les ordenaba desnudarse y se les despojaba de todas sus pertenencias, se les rapaba el pelo, se les arrancaban los dientes de oro y se les vestía con uniforme a rayas y unos zuecos de madera. La rutina de los campos consistía en largas series de órdenes y obligaciones, algunas de ellas imprevisibles, con un sistema perverso de torturas y castigos. Se les obligaba a permanecer quietos en formaciones de larga duración, sin posibilidad de moverse. A los prisioneros enfermos, ancianos o con pocas posibilidades productivas como fuerza de trabajo, se les asesinaba inmediatamente. El resto de prisioneros era seleccionado para trabajar en los propios campos de exterminio (tareas de mantenimiento, procesamiento de bienes confiscados, trabajo en cámaras de gas), en granjas agrícolas, reparando caminos, talando bosques o en establecimientos de industria armamentística. También las industrias privadas aprovecharon la mano de obra esclava de los prisioneros, que estaban hambrientos y eran constantemente golpeados y torturados. La meta era el aprovechamiento de la fuerza laboral de los prisioneros. En el momento en que ya no servían, se les exterminaba. Se les llevaba a las cámaras de gas separados por sexos con el pretexto de que iban a recibir una ducha para ser desinfectados. En un primer momento los cadáveres se arrojaban a grandes fosas cavadas con antelación. Posteriormente se instalaron hornos crematorios para incinerar los cuerpos.

El campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau era el más grande y funcionaba simultáneamente como centro de trabajos forzados y de asesinatos masivos, siendo designado como centro principal para el exterminio. Funcionó como “fábrica de matanza masiva” y a él llegaban transportes desde toda Europa. Algunos de los prisioneros servían de “conejillos de Indias” para ciertos experimentos “médicos” de Megele y su equipo. Todo el proceso de selección y exterminio estaba planificado y organizado eficientemente.

marta 3

Los asesinatos masivos continuaron hasta el día de la rendición de Alemania, en mayo de 1945. Durante los últimos meses del Reich alemán y ante la evidencia de que eran las últimos momentos del régimen, los nazis comenzaron a evacuar a los prisioneros de los campos de exterminio en las conocidas como “marchas de la muerte” que tenían como objetivos impedir la liberación de los prisioneros que podían revelar los crímenes y aprovechar al máximo su trabajo. Los itinerarios de estas marchas se prolongaron durante meses y los más débiles fueron asesinados por el camino o abandonados a su suerte en el campo, para no demorar la retirada de los alemanes hacia el oeste, escapando del avance soviético. A lo largo de las rutas por las que discurrían estas marchas se hallaron centenares de fosas comunes en las que estaban enterrados miles de judíos asesinados por los caminos. Se estima que 200.000 personas fueron forzadas a caminar en las marchas y que 80.000 murieron ya en suelo alemán apenas algunas semanas o días antes del fin de la guerra.

Antes de poner fin a su vida el 30 de abril de 1945, Hitler redactó su “testamento político” en el que llamó a continuar la guerra contra el judaísmo internacional. Después de la guerra los líderes nazis fueron procesados en distintos juicios por un tribunal internacional en Nuremberg por sus crímenes contra la humanidad. El juicio más importante fue contra 22 de los jerarcas más importantes del régimen nazi. Entre 1945 y 1949 fueron enjuiciados 31.651 criminales de guerra nazis de entre los centenares de miles que actuaron durante el Holocausto.

2.- PALESTINOS EN PALESTINA

Durante la Primera Guerra Mundial, en 1917, los británicos derrotaron al ejército turco y ocuparon Palestina, hasta ese momento bajo dominio del imperio otomano. Durante la Conferencia de San Remo de 1920 la Sociedad de Naciones asignó al Reino Unido el mandato sobre Palestina, por entonces una región multiétnica de 750.000 habitantes (el 88% eran musulmanes, el 11% eran judíos y el 1% estaba compuesto por grupos minoritarios).

Los británicos pretendían congraciarse tanto con los musulmanes como con los judíos. A los musulmanes se les prometió que obtendrían la independencia de la zona para crear un gran estado árabe que abarcase todo Oriente Próximo. A los judíos se le prometió mediante la Declaración Balfour que se establecería en Palestina un hogar nacional para el pueblo judío.

La inmigración judía a Palestina era muy significativa a pesar de las restricciones de las autoridades británicas. La reacción de rechazo de los musulmanes aumentó ante la llegada de los colonos judíos que compraban tierras, ya que la estructura dominante era el latifundismo y los dueños de terrenos recibían por ellos cantidades superiores al valor real del mercado, afectando a los temporeros musulmanes que las cultivaban y que se veían progresivamente sustituidos por los judíos.marta 4

Durante la época del Holocausto nazi la inmigración judía aumentó exponencialmente, desbordando al control de las autoridades británicas. Los inmigrantes ilegales viajaban en barcos destartalados repletos de gente. Se calcula que a finales de la década de los 30 del siglo XX los judíos representaban ya el 30% de la población en Palestina.

El aumento de la inmigración y la vacilante política exterior británica ocasionó una respuesta de los musulmanes en forma de disturbios y enfrentamientos que acabaron ocasionando la Gran Revuelta Árabe, entre los años 1936 y 1939. Los británicos se emplearon con contundencia para reprimir el levantamiento árabe, para lo que contaron con la colaboración de fuerzas paramilitares judías entre las que destacaba el grupo terrorista Irgún que atacó indiscriminadamente objetivos musulmanes.

Reino Unido tenía como objetivo solucionar el conflicto y la escalada de violencia por lo que propuso en varias ocasiones la división del territorio en dos estados independientes, uno para los árabes y otro para los judíos (comisión Peel e informe Woodhead, ambos rechazados por ambas comunidades). En 1939 el documento del “Libro Blanco” de McDonald trató de compensar de alguna manera a los árabes por la represión, limitando drásticamente tanto la llegada de judíos como la compra de tierras. Los árabes rechazaron el documento por desconfianza y el pueblo judío no aceptó esa política del gobierno británico.

Durante la Segunda Guerra Mundial los judíos colaboraron activamente con los aliados. La inmigración ilegal continuó, sobretodo por parte de judíos de la Europa oriental acosados por el régimen nazi. Tras la guerra, las repercusiones del Holocausto en la opinión pública mundial aumentaron la presión sobre el Reino Unido para flexibilizar los permisos a los inmigrantes, y una gran cantidad de supervivientes del exterminio nazi llegó a Palestina. Ese momento supuso otro intento de encontrar una solución al conflicto. Los miembros de la Comisión Angloamericana analizaron la situación y redactaron un nuevo proyecto cuyas propuestas eran eliminar las barreras a la inmigración y a la compra de tierras, impulsando la creación de un estado binacional compartido.

En marzo de 1945 se crea la Liga Árabe y se erige como defensora de la causa de los palestinos musulmanes. Surge una fuerte hostilidad entre ambos bandos y se suceden los ataques terroristas. La situación se vuelve insostenible y en 1947 los británicos remiten el problema a la ONU.

marta 5

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de la ONU decidió poner fin al mandato británico y dar una solución al conflicto mediante un plan de partición de Palestina estableciendo un estado judío y otro árabe. Al día siguiente estalló la Guerra de la Independencia de Israel.

Marta Valle

Imágenes:

http://www.cacheirofrias.com.ar/holocausto4.jpg

http://www.nodo50.org/arevolucionaria/masarticulos/julio2006/economianazi_clip_image002.jpg

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a5/Krakow_Ghetto_Gate_73170.jpg

http://historiaencomentarios.wordpress.com/files/2008/10/alia_judia.jpg

http://www.ilya.it/msur/images/liga-arabe.jpg

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.