Existe una extendida leyenda urbana que asegura que las ranas sólo ven presencia o ausencia de agua; que no distinguen ni formas ni colores, sólo la cantidad de agua de los ambientes u objetos. Supuestamente esto sucede así porque el H2O es lo único importante para su vida, lo demás es superfluo, y por lo tanto, ignorable.

¿Y si nosotros, las personas, somos ranas a  nuestra manera¿ ¿Y si también los humanos obviamos todo aquello que resulta desdeñable para notros?

No estoy hablando de espíritus o de otros elementos y fuerzas extrañas, pero reflexionando un poco, me he dado cuenta de que, de alguna manera, también evadimos millones de cosas que suceden a nuestro alrededor.

Tenía un maravilloso profesor de universidad que siempre nos decía que estudiar sociología era como cambiarse de gafas, y no puedo si no estar cada vez más de acuerdo con tan metafórica afirmación. Las ciencias sociales, nos ponen ante nuestra mirada una cantidad enorme de datos y procesos con los que hemos convivido durante años sin ser conscientes.

Desde la socialización primaria, somos el resultado de procesos de los que no somos conscientes, y así, adoptamos prácticas e ideas que damos por supuestas. Va siendo hora de dejar de ser ranas ¿no?

Feliz Miércoles

Anthropologies

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.