En la semana en la que se celebra el Orgullo Gay en nuestro país, el Rayo Vallecano de Madrid S.A.D. sorprende al mundo del deporte luciendo en su segunda equipación una franja arcoíris en homenaje al colectivo LGTB.

Parece un simple gesto, un guiño cómplice sin más, pero desde mi perspectiva es un símbolo tremendamente potente; que dentro del templo cultural de la masculinidad por excelencia como es el fútbol, se dejen ver pequeños rayos de diversidad y tolerancia es todo un logro. Es por ello que reconozco el gesto al club y mi parte de socióloga saca el matasuegras del progreso.

Ojalá, el equipo vallecano ilumine con su rayo a otros muchos sectores que necesitan la luz de la diversidad multicolor.

Feliz viernes.

Anthropologies

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.