Que alguien como Sabina diga de ti “es un lujo que este país no se merece» es que has hecho algo bien en la vida. Y ahora que te has ido me doy cuenta de cuánta razón tenía el poeta.

Un país que está más atento del cambio de equipo de un portero que de tu muerte, desde luego que no te merece. Pero tranquilo, aún en los que te recordamos seguiremos siendo un grupo pequeño y elitista, como en tus conciertos.

Dejas un hueco imposible de llenar, ese en el que hace falta rigor, literatura, ironía, sátira y un humor tremendamente refinado. Esas canciones en las que la música era lo de menos y que nadie jamás se volverá a atrever a componer.

Los que nos quedamos seguiremos eligiendo la hoguera, levantando burdos rumores, persiguiendo a Marieta y sobre todo, intentando salirnos de la cultura de masas a través de tus deliciosos textos.

Feliz Lunes

Anthropologies

   Enviar artículo en formato PDF   
anthropologies
azali.macias@outlook.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.