La eyaculación precoz es uno de los grandes miedos masculinos, un temor que solo quien lo ha sufrido alcanza a comprender cómo de duro puede ser. El Estudio Demográfico Español sobre la Eyaculación Precoz, elaborado en 2009 por la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva, concluyó que el 43% por cierto de los españoles padece o ha padecido este problema en algún momento de sus vidas.

A pesar de ser algo muy común, solo el 25% de quienes lo sufren acuden a un médico especialista para intentar encontrar una solución, y es que, a día de hoy, sigue habiendo fuertes tabúes sexuales, sobre todo cuando no se cumplen las “expectativas”, unas expectativas colocadas, en muchas ocasiones, por encima de la normalidad. Flaco favor nos hacemos como sociedad si estigmatizados a quienes sufren algún tipo de problema, en vez de facilitarles las herramientas y los medios necesarios para sobreponerse a ellos, medios entre los que se incluyen, por supuesto, el apoyo moral.

Qué es la eyaculación precoz y qué problemas puede generar

La eyaculación precoz es una disfunción sexual que provoca que el hombre eyacule de forma prematura, antes de lo deseado, durante las relaciones sexuales.

Este problema es una de las varias causas que pueden llevar a tener relaciones sexuales insatisfactorias. A pesar de que la vida sexual puede vivirse de muchas maneras -y puede haber perfectamente relaciones sexuales sanas y satisfactorias con hombres que sufren eyaculación precoz- suele ser motivo de conflicto, lo que contribuye a ahondar en el problema y a agravarlo.

Llevar una vida sexual insatisfactoria puede derivar en una crisis de pareja. Son muchas las parejas que le dan importancia a la vida sexual y no todas saben adaptarse a la eyaculación precoz y las limitaciones que conlleva. Sin embargo, existen formas de llevar una vida sexual plena aun en parejas en las que el hombre sufre este problema.

La eyaculación precoz puede hacer que quien la padece vea minada su autoestima. Esto es especialmente preocupante en un contexto en el que se espera que el hombre aguante mucho tiempo en la cama.

La eyaculación precoz es vivida en ocasiones como un verdadero trauma, lo que hace que el hombre pueda sentir ansiedad y angustia ante la posibilidad de iniciar una relación sexual, lo que termina conduciendo a una pérdida del apetito sexual.

Cómo hacer frente a la eyaculación precoz

Hay que tener en cuenta que la penetración es un momento determinante para el eyaculador precoz, existen soluciones a la eyaculación precoz con metodología científica, que ayudan a simular el coito y así poder aprender a controlar y retrasar el clímax, como es el caso de MYHIXEL MED.

MYHIXEL MED se trata de una metodología científica volcada en una app gamificada, MYHIXEL Play, que se ayuda de un dispositivo terapéutico, MYHIXEL I. Esta app está personalizada en función del usuario, anonimizada y securizada y permite ser seguida en la privacidad de tu hogar. El dispositivo, MYHIXEL I, es un dispositivo que emula la penetración gracias a su canal anatómicamente realista, su sistema de autocalentamiento -para alcanzar la temperatura corporal- y su vibración específica/tepeutica.

Se necesita práctica y autocontrol para poder ver resultados. En cualquier caso, es recomendable afrontar el problema con naturalidad y sin obsesionarse. El papel que desempeña la pareja resulta determinante, ya que debe ser un elemento de apoyo y no un elemento desestabilizador.

Con el tiempo, comenzarán a aparecer los resultados: relaciones sexuales más duraderas y satisfactorias con las que las parejas podrán volver a disfrutar en la cama y superar los problemas que minaban la relación.

   Send article as PDF   
anthropologies

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.