Madres y marihuana

21 Abril, 2017

Argentina es el último país que ha incorporado a su lenguaje político las semillas de marihuana medicinal, al aprobar recientemente el uso de aceite de cannabis (no así su cultivo).

Lo más innovador de esta medida, que por otro lado ya han tomado varios gobiernos tanto de América Latina como de Europa, ha sido quién ha logrado ponerla en marcha. El impulso de grupos de madres con hijos con distintas patologías (sobre todo distintos tipos de epilepsia) ha logrado que el Senado convierta en proyecto de ley el uso medicinal de una sustancia que hasta ahora se ha movido en zonas siempre en penumbra. La presidenta de Cannabis Medicinal Argentina, Ana María García, resume así este gran logro: “Ahora tenemos un marco legal en lo que es el uso para la investigación y tratamiento y producción en cannabis medicinal. No había nada en Argentina y fue lo que nosotros como madres y organización encontramos”.  Ciertamente, un marco legal es lo mínimo  que se puede pedir en esas situaciones de máxima vulnerabilidad y cuando todas las vías de la medicina tradicional se han agotado o desechado por otras razones. Por ejemplo, el caso de Benjamin que sufre el síndrome de West con epilepsia refractaria, la marihuana hizo que el niño pasara de 200 -300 convulsiones por día a ninguna. De hecho, ha conseguido dejar todas las medicaciones y ya solo consume una gotita de aceite al día. Casos como estos deberían hacernos reflexionar sobre la necesidad de estar informados sobre el cannabis, mucho más allá de los prejuicios y los lugares comunes. Estos han sido justamente los que han propiciado que una sustancia ancestral como es el cáñamo haya sido denostada y demonizada pese a las espectaculares propiedades que tiene, como van demostrando los estudios que diversas universidades realizan periódicamente, sabiendo como se sabe que los pasos a seguir para lograr que los pacientes reciban su dosis de marihuana medicinal son difíciles y costosos, y las leyes que lo regulan muy complejas. Pese a que el autocultivo sigue siendo ilegal en Argentina, parece que la ley prevé la importación de la sustancia hasta que el Estado sea capaz de producirla.

Elena di Gregorio 

Referencias

https://esp.rt.com/actualidad/public_images/233/233c3c600c8fa7379e81953293f41e50_article.jpg

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on Google+Share on RedditShare on Tumblr
www.pdf24.org    Enviar artículo en formato PDF   

Leave a Comment

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: